Varela replica al PP que recibe más felicitaciones que críticas por la plaza de Galicia

El alcalde acusa a los populares de oportunismo político


vilagarcía / la voz

El alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela, rebatió ayer las críticas y sospechas que los miembros del Partido Popular vertieron esta semana acerca de la reforma de la plaza de Galicia. El regidor socialista acusó a los conservadores de actuar animados por el mero «oportunismo político». Que la interventora municipal se abstuviese en la mesa de contratación con respecto al proyecto «non quere dicir que votase en contra», y recordó a la formación que lidera Alfonso Gallego que este tipo de decisiones se adoptan bajo criterios técnicos. Las bajas ofertadas por las empresas que optaron a ejecutar el proyecto son, subrayó Varela, perfectamente legales y admisibles, al igual que los criterios de seguridad y accesibilidad, que la obra cumple estrictamente.

Frente a la intervención del PP en este caso, el alcalde asegura que su equipo, y él personalmente, están recibiendo muchas más felicitaciones que críticas acerca no solo ya de la remodelación de la plaza, sino también de la transformación que está experimentando la ciudad al hilo de su humanización. Con respecto a las caídas que se han registrado, Alberto Varela subrayó el hecho de que una de las personas que perdió pie reconociese que la uniformidad del color pudo haberla confundido. De ahí la colocación de una serie de plantas que desde el viernes marcan la presencia de los canales. Que no obedecen a ningún capricho estético, sino a la intención de contribuir a combatir las inundaciones. Por cierto, el primer edil recuerda que el PP no pidió que se colocasen vallas en el puente de Vista Alegre cuando hace meses una mujer cayó allí al río.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Varela replica al PP que recibe más felicitaciones que críticas por la plaza de Galicia