Pérez Vallejo reaparece en escena en el juicio por la estafa del Liceo

Él y otros exdirectivos de la entidad protagonizaron la segunda sesión en A Coruña


vilagarcía / la voz

Fue José Manuel Pérez Vallejo quien impulsó, a comienzos de siglo, la fusión de las tres sociedades que entonces existían en Vilagarcía. Fue, también, quien desde la presidencia del Liceo Casino puso en órbita el proyecto de construcción de un club de campo, y quien para cumplir aquella ambiciosa meta, negoció la venta de la vieja sede de la plaza Xoán XXIII. Aquel procedimiento, del que Vallejo se vio apartado al perder las elecciones, acabó en un proceso penal que se está dilucidando estos días en A Coruña. Hasta allí se trasladó ayer el expresidente liceísta, que fue llamado a declarar en calidad de testigo.

Sus palabras sorprendieron a las defensas de los cuatro acusados. Se trata del expresidente del Liceo-Casino, Álvaro Paz, sucesor de Vallejo; dos representantes de la empresa Coinasa y un arquitecto. Y es que Pérez Vallejo indicó durante el interrogatorio que los terrenos en litigio no pertenecían a la sociedad de la que, cuando se negoció la venta, él era presidente. Sin embargo, pese a sostener esa afirmación, Vallejo no fue capaz de aclarar de dónde habían salido, entonces, los 2.797 metros cuadrados que figuran en el documento privado firmado por él mismo, ya que la parcela intramuros del Liceo solo había 2.300 metros. El expresidente del Liceo hubo de enfrentarse a esa contradicción, ya que esos datos figuran en un acta aprobada por la asamblea de la entidad social.

El confuso, vago y aparentemente contradictorio testimonio de José Manuel Pérez Vallejo fue enmendado por otras de las personas que ayer comparecieron ante el juez para testificar: otros exdirectivos de la sociedad que manifestaron, justamente, lo contrario a lo dicho por su expresidente. También declararon ayer ante el juez quienes dicen ser propietarios de los terrenos que habían sido ocupados por el Liceo-Casino. Y es que, tal y como ocurrió el miércoles en la primera sesión de la vista, los interrogatorios se centraron en intentar dilucidar la propiedad de los terrenos en cuestión, ya que tal y como discurrieron los hechos, parecen existir dudas sobre esa cuestión, que no parece estar nada clara.

En todo caso, el juicio aún no ha finalizado. El lunes, a las once de la mañana, las partes han vuelto a ser citadas en A Coruña para acoger el testimonio de un nuevo testigo y de un perito. Tras las declaraciones de ambos, llegará la hora de que las partes expongan sus conclusiones finales. Luego tocará esperar la sentencia. Álvaro Paz, Jorge Luis Viña, José Manuel Blanco y Francisco Otero se enfrentan a penas de cárcel.

 El alfa y el omega de una sociedad que se sumerge en la ruina

Es probable que, incluso sin su intervención, la que en su día fue la mayor de las sociedades recreativas de Vilagarcía hubiese naufragado igualmente. Al fin y al cabo, las entidades de este tipo fueron ideadas para otros tiempos y otras necesidades. José Manuel Pérez Vallejo olfateó, en el umbral del nuevo milenio, el ocaso inminente y maniobró para ofertar a sus socios algo diferente. Un club de campo que atrajese a las jóvenes familias de Vilagarcía, más allá de las partidas de cartas y las secciones deportivas. Así nació el asunto de la finca de Os Pîcoutos y la fusión del Liceo, el Casino y el Club de Mar. Sucede que Vallejo, que durante un tiempo fue el perejil de toda cuanta salsa se cocía en la capital arousana, metió la mano en la caja y, privado del respaldo que se le había prestado desde la alcaldía, mordió el polvo de la derrota y la ignominia.

Con él, por lo tanto, comenzó todo, incluido el camino del fin. En los viejos y buenos tiempos, este antiguo comercial de Lantero jugó en todos los campos que se le fueron poniendo por delante. Cómo no recordar su papel en la organización de las fiestas de Santa Rita y San Roque, que durante años diseñó al frente de la correspondiente comisión. La elección de los músicos se debatía entonces en los bares hasta la extenuación. Su derrota simbolizó la conclusión de toda una época en Vilagarcía. Poco se supo de él desde su caída en desgracia. Ahora reaparece como testigo en el dramático proceso judicial al que condujo todo aquel lío de la sede. Alfa y omega.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Pérez Vallejo reaparece en escena en el juicio por la estafa del Liceo