La PDRA sostiene que el mejillón no contamina y los metales pesados sí

Dice que no causan un problema ambiental, como sí podría la mina de Touro

.
m. santaló
vilagarcía / la voz

La Plataforma en Defensa da Ría de Arousa (PDRA) rebatió ayer las afirmaciones realizadas por Ricardo Juncosa, ingeniero de minas ambientalista que asesora a Cobra San Rafael, la empresa que quiere explotar la mina de Touro. La entidad quiso dejar muy claro que no se pueden comparar los efectos que el cultivo de mejillón tiene sobre la ría con los que podría ocasionar esta explotación minera, sobre todo, si se produjera un accidente. «Temos moi claro que a materia orgánica que orixina o mexillón se degrada co osíxeno que hai na ría», asegura Xaquín Rubido, portavoz de la entidad. Sus efectos ni de lejos se parecen a los que podría causar «a contaminación persistente causada por metais pesados que se producen pola drenaxe da mina», añadió. Igual de crítico se mostró el presidente del Consello Regulador do Mexillón, Francisco Alcalde, quien llega a la conclusión de que «a razón pérdese cando se fala cegado por determinados intereses».

Alcalde quiere dejar claro que «os colectivos que estamos en contra da mina non somos ‘profesionais da axitación’ nin temos ‘motivacións ideolóxicas’», sino personas que se preocupan por su medio de vida. Considera «lamentable» el tono que utiliza el asesor de Cobre San Rafael y también sus afirmaciones. «Debería saber que a produción de mexillón é unha actividade totalmente natural e sostible e se hai un colectivo que leva décadas solicitando a necesidade de sanear as rías, ese é o do mar», añade. Por último, se muestra sorprendido «de que unha persoa de ciencia, que debería basear os seus argumentos no rigor, chegue a insinuar que estamos acusando aos enxeñeiros de ser uns delincuentes, cando xamais o fixemos».

En el mismo sentido se pronuncian los responsables de la plataforma. «O mexillón non causa un problema ambiental e, ademais, é un problema acotado», insiste Rubido. Comparar los efectivos nocivos que este tipo de acuicultura tiene en el entorno con los que podría ocasionar la reapertura de la mina de Touro «é coma comparar auga e aceite», sostiene.

Actos que derivarán en una gran protesta

Quien pasase ayer por la calle Rey Daviña, de Vilagarcía, pudo encontrarse con una mesa en la que se repartían folletos informativas sobre los riegos que puede suponer para la comarca la reapertura de la mina de Touro-O Pino. Se trata del primer acto realizado en la ciudad para «sensibilizar a sociedade de que este é un problema de todos e que nos atinxe tanto no plano económico como no de saúde ambiental». Así lo indicaron desde la CIG. Como integrantes de la PDRA volverán a repetir actos similares todos los sábados y un segundo día a la semana. «Vamos a intentar facelos dous días a semana, ata o día da manifestación, que posiblemente terá lugar no mes de xuño». Confirman la fecha aproximada, pero no el lugar: será general y están analizando donde realizarla.

¿Qué es lo que esperan con estos actos?. El folleto que reparten es claro: la denegación del proyecto por sus riegos sociales, ambientales y para la salud, la recuperación ambiental de los terrenos y de los canales de agua de la antigua mina, que la zona se declare espacio protegido por su vinculación con Red Natura 2000, el fortalecimiento de sectores como la agricultura, ganadería y pesca y la promoción de los productos naturales y la defensa de los puestos de trabajo.

«Esto tamén se chama colonialismos», indicaron ayer desde el sindicato. En esta línea añadieron que «unha gran multinacional aséntase nun territorio, explota os seus recursos e leva os beneficios para outro lugar». Desgranaron los datos: una superficie de 689 hectáreas a explotar durante diecisiete años, en las que se construirán balsas de lodo contaminantes de 269 hectáreas. «Equivalen a uns 535 campos de fútbol», insistieron ayer.

La entidad destaca que la ría genera mucha más riqueza que la explotación minera

El principal argumento que esgrime la plataforma para mostrarse contraria al proyecto de la mina es que de la ría de Arousa depende la economía de muchas familias. «Non estamos falando dunha cousa baladí», argumenta Rubido, quien recuerda que miles de familias viven del sector marítimo. Alcalde, por su parte, se muestra sorprendido por la «lixereza coa que se fala de actividades preventivas ou correctivas para evitar un accidente que, digan o que digan, pode ocorrer».

«Da calidade das augas do río Ulla depende a calidade do noso marisco», argumenta Rubido. Y tanto él como el presidente del consello recuerdan que los accidentes, ocurren. «Habería que refrescarlle a memoria coa catástrofe na mina de Aznalcóllar e os efectos que causou e segue a causar despois de tantos anos», explica. La ría es demasiado valiosa como para correr ese riesgo, insiste Rubido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

La PDRA sostiene que el mejillón no contamina y los metales pesados sí