La regularización catastral afectará a unos tres mil inmuebles de Vilagarcía

Ravella asesorará a los afectados, que esta semana empezarán a recibir las notificaciones


vilagarcía / la voz

El procedimiento de regularización catastral comenzó en 2013. Su objetivo era, y es, detectar ampliaciones de viviendas, piscinas sin declarar o construcciones ilícitas, y tras pasar por numerosos ayuntamientos ha llegado ahora a Vilagarcía. La Dirección Xeral do Catastro comunicó a Ravella el inminente inicio del proceso y que la inspección previa realizada por el organismo estatal ha detectado alrededor de tres mil inmuebles que deben ser regularizados. Una cifra muy elevada y que ha aconsejado al gobierno local la necesidad de poner en marcha una oficina de asesoramiento para que los vecinos afectados puedan informarse y presentar, de manera correcta, las alegaciones que consideren oportunas.

La inspección que la Dirección Xeral ha realizado para detectar irregularidades se ha llevado a cabo a base de visitas sobre el terreno, pero también con la utilización de drones para detectar construcciones que no hayan sido dadas de alta. La regularización incluye también construcciones que hasta ahora estaban exentas de pagar el IBI y que, con la nueva normativa estatal, ahora tendrán que hacerlo.

Una tasa con la información

La Dirección Xeral do Catastro comenzará ya esta semana a enviar las notificaciones a los afectados. En ellas, se les informará de la obligación afrontar el pago de la tasa administrativa de regularización, por un importe de sesenta euros y también la información sobre el nuevo valor catastral de su vivienda. Una vez regularizados los datos, se les aplicará el IBI. De ahí, la necesidad que los afectados contrasten bien los datos para que no se vean perjudicados.

Una oficina con dos técnicos en el auditorio

La regularización catastral ha sido promovida de oficio por el Ministerio de Economía. Es decir. el gobierno local de Vilagarcía no tiene ni competencia ni poder de decisión. O sea, el único camino que podría tomar Ravella es el de asesorar a los vilagarcianos. Y a ello se han puesto.

La junta local de gobierno acordó en su reunión del lunes contratar a una firma especializada en materia catastral para realizar las funciones de asesoramiento. El contrato tiene un importe de 5.265 euros y ha sido adjudicado al gabinete Cartotec.

Las notificaciones es más que probable que comiencen a llegar esta semana, pero uno de los problemas que surgen es el escaso margen que tienen los afectados para presentar las alegaciones. Será de únicamente quince días a partir de que hayan sido notificados.

Así las cosas, el Concello pondrá en marcha, a partir del lunes día 23 de abril el servicio de asesoramiento a los afectados. Dos técnicos serán los encargados de atenderlos, en una oficina que se habilitará en el auditorio. Funcionarán durante tres días a la semana en horario de mañana y tarde los lunes (de 9.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00) y únicamente matinal tanto el martes como el miércoles. Es decir entre las 9.00 y las 14.00.

La puesta en marcha de este servicio facilitará las gestiones de los afectados puesto que no tendrán que desplazarse a la oficina del Catastro de Pontevedra para hacer los distintos trámites. Además, se garantiza que las reclamaciones se efectúen en el ajustado plazo de quince días que ha marcado la Administración para este fin.

Las irregularidades que los técnicos de Catastro han podido detectar se centran tanto en construcciones que no han sido dadas de alta, como es preceptivo, como en las modificaciones de las características de algunos inmuebles. Bien sea por ampliación de alturas, bien por incremento de superficie. Y ojo, porque las altas van a implicar también una liquidación de atrasos de hasta cuatro años, en el caso de que las construcciones tengan esa o más antigüedad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La regularización catastral afectará a unos tres mil inmuebles de Vilagarcía