Los jubilados de la Casa do Mar, dispuestos a trasladarse a la vieja clínica de Sande o a Comandancia

El colectivo explica que su postura no es inamovible, pero que necesita un local digno para sus actividades

.
a. garrido
vilagarcía / la voz

La postura que mantiene la asociación de jubilados y pensionistas de la Casa do Mar en Vilagarcía no es en absoluto inamovible. Este es el mensaje que ayer quiso transmitir su presidente, José Cao, tras hacerse público que En Marea llevará al Parlamento de Galicia y al Congreso de los Diputados sus reivindicaciones sobre la necesidad de un local en el que el colectivo pueda desarrollar sus actividades mientras se lleva a cabo la remodelación del edificio de la avenida de A Mariña. «Ni somos intransigentes ni seremos un problema para que se ejecute la inversión prevista, que, según nos informa el director provincial del Instituto Social de la Marina, asciende a 7,7 millones de euros, pero lo que no puede suceder es que nos quedemos sin unas instalaciones dignas durante los dos años que pueden durar las obras», subraya el portavoz de los pensionistas.

Cao explica que los miembros de la asociación fueron consultados acerca de qué alternativas preferirían a la hora de trasladarse a otro emplazamiento mientras no concluyesen los trabajos. Su respuesta apuntó tanto al edificio de la antigua Comandancia de Marina, cuya titularidad pertenece a la Autoridad Portuaria, como a la sede de la antigua clínica del doctor Sande, en las inmediaciones del parque de A Xunqueira. «Cualquiera de las dos sería una buena opción, pero a día de hoy todavía seguimos sin saber nada», lamenta el presidente de un colectivo que alcanza los trescientos integrantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los jubilados de la Casa do Mar, dispuestos a trasladarse a la vieja clínica de Sande o a Comandancia