El yudo en Galicia se apellida Crespo

Antonio Garrido Viñas
antonio garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

MONICA IRAGO

Llegó desde Euskadi hace 40 años por «una venada» y es culpable de que los kimonos se hayan extendido por la provincia

01 mar 2018 . Actualizado a las 22:16 h.

Está semiretirado, pero a José Ángel Crespo le cuesta colgar el kimono. Este vasco es el culpable de que el yudo se haya extendido en varias de las localidades de la provincia de Pontevedra y ahora supervisa todo lo que sucede en el gimnasio Squash y desprende toda su sabiduría con sus jóvenes alumnos del Armenteira. Es el último reto de un tipo que prendió la semilla en Marín, Pontevedra o Vilagarcía.

El historial deportivo de Crespo es espectacular. Siendo todavía júnior, y cuando aún vivía en Euskadi, se codeaba con los mejores especialistas. En 1971 ya era campeón de España y fue declarado mejor deportista nacional. Ese año lo llamaron para formar parte del equipo nacional y fue seleccionado para el conjunto olímpico. Aunque se quedó sin ir a los Juegos porque la federación decidió no acudir, pero no sin participar en eventos internacionales, puesto que con la selección española acudió a camponatos en Bélgica o Japón.

Entrenamientos en Japón

Al año siguiente (1973) participó, ya como deportista de la categoría absoluta, tanto en el Europeo de Bélgica, como en el Mundial que se disputó en Suiza. Su presencia en el equipo nacional le valió para compartir entrenamientos con la guardia imperial de Hirohito y se alargaría todavía un par de años más antes de comenzar a dar clases. Llegó hasta el sexto Dan «y ahí dejé de sacarlos porque el séptimo y el octavo me los darían por méritos deportivos, pero para que me los regalen...», dice.