Antón Paz lidera un proyecto para unir el deporte náutico en Vilagarcía

El oro olímpico espera que el Concello y la Autoridad Portuaria apoyen la iniciativa


vilagarcía / la voz

La desaparición del Club de Mar y el estado actual de la sección de vela del Liceo Casino, en la UCI y muy cerca de recibir la extremaunción, ha dejado ese deporte en Vilagarcía prácticamente como un solar. Es cierto que la ciudad cuenta con el Centro Gallego de Vela, pero también lo es que su servicio como génesis de nuevos deportistas locales no existe prácticamente, entre otras cosas porque esa no es la función principal para la que fue pensado.

De aquellos buenos tiempos en la vela vilagarciana, cuando la presencia en los Campeonatos de España, e incluso en pruebas internacionales, era habitual surgió Antón Paz. El arousano, campeón olímpico de la clase Tornado en Pekín, está en plena pelea para intentar que renazca la pasión por el mar en la ciudad. Y para ello sabe bien el laureado deportista que es necesario que haya una sede.

Antón Paz está empecinado en conseguir que se cree una estación náutica en Vilagarcía. De su mano van el club Depornautic y también el Kiteboarding, dos entidades que también sufren de primera mano las estrecheces de no tener un lugar en las condiciones necesarias para, al menos, poder almacenar el material de la forma más adecuada para evitar que se deteriore con demasiada rapidez.

El regatista olímpico está en plena fase de reuniones con las distintas instituciones para conseguir que apoyen su iniciativa. Dos, evidentemente, son las principales a sondear. Por un lado, el Concello de Vilagarcía. Fuentes municipales aseguran que no ven con malos ojos el proyecto, todo lo contrario, y que estarían dispuestos a apoyar la iniciativa de Antón Paz en su justa medida.

La otra pata es tan importante como la anterior porque, por fuerza, la hipotética estación náutica de Vilagarcía tendría que construirse en terrenos de la Autoridad Portuaria. Antón Paz tiene ya claro cuál podría ser la ubicación ideal pero necesita el visto bueno del Puerto para poder llevarla a cabo.

Paz espera tener algo más claro las intenciones de ambas instituciones a finales de esta semana, en la que está teniendo unos días frenéticos con reuniones continuas. El medallista en Pekín confesaba ayer que le preocupaba que las discrepancias políticas -el Puerto está en manos del PP y el Concello en las del PSOE- pudieran suponer la aparición de alguna zancadilla por las rencillas entre las formaciones. «Me preocupa porque, además, el próximo año serán las elecciones municipales. Yo no quiero que esto sea motivo de discusión política», apuntaba ayer.

Las imperiosas necesidades de un Depornautic que sobrevive en unas condiciones pésimas

Si hay un club que está sufriendo de primera mano las lamentables condiciones en las que tienen que desarrollar su actividad los deportistas náuticos de Vilagarcía ese es el Depornautic. Surgido de un Liceo en descomposición, el club es prácticamente un recién nacido que está peleando con un interés fuera de lo normal por salir adelante.

El club vilagarciano tiene un día a día muy complicado en el que debe pelear con unos vestuarios que algún día lo fueron pero que hoy distan mucho de ser mínimamente aceptables o de tener que almacenar su material apilado para intentar que sufra el menor destrozo posible.

Pese a todo ello, la entidad está realizando una labor espectacular para sacar adelante un club que ya cuenta con muchos chavales que le han cogido el gusto a la piragua y que comienzan a obtener resultados destacables en las pruebas que disputan.

Para ellos, la creación de una estación náutica también sería todo un avance y de ahí que vayan de la mano de Antón Paz en esta pelea.

La resurrección del Náutico de Vela como fórmula para regenerar la actividad

No es fácil crear un club desde la nada, pero en ello anda desde hace unos meses Antón Paz y varios compañeros de fatigas de hace muchos años en la vela vilagarciano. Una de las opciones pasa por la resurrección del Náutico de Vela, una entidad que se había formado a mediados de los 90 a raíz de una de las cíclicas crisis por las peleas internas en el Liceo. Paz Blanco está muy implicado en el asunto, pero sabe muy bien que para que esa resurrección del deporte de la vela tenga éxito es necesario que haya una sede para almacenar el material. No es fácil, pero hay regatistas vilagarcianos que están compitiendo con otros clubes y el interés de los chavales por el deporte de la vela lo comprueba cada verano en los cursos de iniciación para los más pequeños.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Antón Paz lidera un proyecto para unir el deporte náutico en Vilagarcía