San Valentín sigue estando de moda

La previsión de ventas es optimista, con las floristerías al frente de los ingresos, pero, ojo, las rosas ya no son lo que eran

.

vilagarcía / la voz

Podemos intentar darle un toque romántico, rebuscando en tradiciones paganas luego adoptadas por la iglesia católica, que en eso siempre ha sido muy hábil, pero lo cierto es que la tradición de los regalos de San Valentín en España tiene un origen mucho más prosaico. «Creo que lo inventó El Corte Inglés, ¿no?», lanzaba ayer por la mañana Javier García, de Terrae Floristas. Pues casi. En realidad fue Galerías Preciados quien importó lo que en los países anglosajones ya era una tradición. La razón sí la tiene clara Javier: arreglar un mes de febrero, que, en otro caso, sería muy flojo.

Un ascenso del 10 %

Galerías Preciados ya no existe, pero san Valentín sigue estando de moda. La federación de comercio de Pontevedra hizo públicos los datos de una encuesta que vaticina que el gasto se incrementará en un 10% y que, en el caso de Vilagarcía, alcanzará los 35,10 euros de media por persona.

La impresión en Terrae es parecida. Al menos, según las conversaciones que ha mantenido con sus proveedores, que auguran una buena campaña. Las floristerías, es evidente, son las grandes beneficiadas en una tradición que, según los datos de la encuesta de la federación de comercio, respetan más las personas de mediana edad. El 55 % de los encuestados de entre 30 y 49 años hará un regalo a sus parejas.

¿Y qué flores se regalan? Pues aquí salta la sorpresa porque, amigos, las rosas ya no son lo que eran. Sigue siendo una flor muy demandada, es verdad, pero un ramo silvestre puede darle un toque diferencial al detalle. Se buscan composiciones más modernas, aunque es verdad que lo clásico sigue teniendo su mercado y la subida de precio que suelen tener las flores más típicas en estas fechas hacen que se busquen alternativas más asequibles.

La inmensa mayoría de las personas que regalan flores a sus parejas son hombres. Lo cuenta la encuesta de la federación de comercio y lo corrobora Javier. «A mí mujer ya me regalaba flores antes de tener la tienda», dice, pero reconoce que su caso no es el habitual. De hecho, no aparece entre los artículos que de forma mayoritaria regalarán las mujeres, en una lista que encabezan las prendas textiles (31 %) y los artículos de joyería (28 %), aunque la tendencia parece que va cambiando y que ellas cada vez van variando esa tradición y, como decía la cuña publicitaria aquella, se lo dicen con flores.

Los hombres van mucho más a tiro fijo. El 34 % tiene claro que las flores serán el objetivo. Otra cosa es que sepamos qué queremos a la hora de traspasar la puerta de la floristería. «Hay quien lo tiene muy claro y otros que vienen por cumplir. Hay mucho de ‘dame aí calquera cousa’», concluye Javier.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

San Valentín sigue estando de moda