«Cuando la tienda se llena hace falta tener ayuda»

.

Redacción / La Voz

En la tienda de María López la ropa es mucho más que ropa. Mimode (Vilagarcía) es un establecimiento que apuesta por marcas originales, que huye de lo convencional y que escapa de la uniformidad. Detrás del mostrador está María López, que durante el año se apaña sola para sacar un negocio que marcha viento en popa. Pero en diciembre la cosa cambia. Llega la campaña de Navidad. «Para nosotros es un momento fundamental del año, porque hacemos tranquilamente el cuarenta por ciento de las ventas concentradas en este mes», explica la joven empresaria. Así que, aunque su capacidad de trabajo es asombrosa, a María no le llegan las manos para el trabajo que se le avecina. «En esta temporada necesito ayuda. Para todo. Para empaquetar, para colocar y reponer, para atender y asesorar a las clientas...», explica. Así que, aunque en otros establecimientos de ropa no es necesario tener demasiada cualificación para reforzar durante la Navidad, en esta tienda es necesario tener unos conocimientos básicos de, por ejemplo, costura. «Nosotros hacemos ropa a medida y por encargo, así que necesito a gente que sepa de eso, que pueda tomar unas medidas o hacer unos arreglos», señala la joven empresaria. No siempre es fácil dar con alguien así. Ella lleva tiempo recurriendo a la misma mujer, que se incorpora encantada a las filas de Mimode cuando los picos de trabajo así lo exigen. De aquí al siete de enero serán varios los momentos de agobio en la tienda. Porque sigue habiendo una gran mayoría de compradores de última hora, de los que se hacen con los presentes de Reyes «mientras está pasando la cabalgata». Es en esas horas cruciales, cuando el reloj corre en contra de vendedores y clientes, cuando las manos extra hacen más falta.

El comercio es el auténtico motor de creación de empleo por las fiestas

Votación
3 votos
Comentarios

«Cuando la tienda se llena hace falta tener ayuda»