Envían unos peluches desde Canarias, tardan 42 días en llegar y cobran peaje

Por si el retraso no fuese suficiente, Aduanas reclamó un impuesto a la importación por importe de 36 euros


vilagarcía / la voz

«Esto es una telenovela». Así resume Dolores García, Loli, la odisea por la que acaba de pasar para lograr algo en teoría bien simple; enviar un regalo de cumpleaños a sus sobrinas desde donde ella vive, Gran Canaria, a la residencia de las pequeñas, en Vilagarcía. La mujer, que ya había relatado la primera parte de su pesadilla, cuando llevaba más de un mes esperando a que su paquete, compuesto por un par de mudas de ropa y algunos peluches, ahora narra la segunda, que es todavía más esperpéntica. Resulta que el regalo, que llegó fuera de la fecha del cumpleaños pese a mandarlo ella con una antelación de más de un mes, tardó un total de 42 días. Encima, vino con peaje. Aduanas, que fue la que lo retuvo para inspeccionarlo, le cobró a su hermana, la destinataria, un total de 36,54 euros, a los que hay que sumar los 18 que pagó ella en Correos cuando hizo el envío y los otros siete que había desembolsado su hermana, en medio de todo el jaleo, para enviar cartas con su documentación a la Agencia Tributaria y que esta diese el visto bueno. Es Solo en dinero gastaron 61,54 euros. En quebraderos de cabeza y múltiples enfados, bastante más.

La historia se resume con facilidad. Loli hizo su envío en Correos el 23 de agosto -eligió el formato de la caja azul, el bulto pesaba 2,7 kilos y llevaba dentro los peluches, unos cuadernos de dibujo, unos bolígrafos y unas mudas de verano-. Pasaban los días y el paquete no llegaba a Vilagarcía. Entonces, a su hermana le mandaron una carta informándole de que había quedado retenido en Aduanas para una inspección rutinaria y que debía remitir una fotocopia del DNI y un listado detallado de lo que incluía la caja para que se lo devolvieran. Se mandó todo en tiempo y forma. Pero aún así transcurrió un mes, llegó el cumpleaños de una de sus sobrinas y el regalo no apareció tampoco.

Correos le pasaba la bola a Aduanas, y Aduanas decía que la cosa estaba en trámite, que debía seguir esperando. Ni una explicación más. Loli, empecinada en poner blanco sobre negro una situación que le parecía «un abuso», empezó a llamar a diario a Aduanas. Le cogió varias veces la misma persona, con la que tuvo algún cruce de palabras airado, porque su cabreo, reconoce ella, aumentaba a pasos agigantados. El operario le dijo que si comprobaba que era ella la que llamaba le iba a colgar el teléfono. Y así lo hizo varias veces, aunque hay que decir que ella, en sus trece, siguió telefoneando igual. De la misma manera se acercó a Correos a poner una queja, aunque la empresa le indicaba que eso no era cosa suya. No llegaron nunca a darle explicaciones razonables.

El caso es que la semana pasada, al fin, enviaron un mensaje diciendo que el paquete estaba ya listo para ser entregado en Vilagarcía. El grupo de WhatsApp que tiene la familia de Loli se convirtió entonces en una fiesta. Aunque con retraso, al fin las niñas podrían disfrutar del querido Patricio o de Los Minions luminosos que les mandaba su tía. Pero la alegría, como en la casa del pobre, duró bien poco.

Solo 25 euros en mensajería

El empleado de Correos que acudió a entregar el paquete le dijo a la hermana de Loli que si lo quería tenía que pagar 36,54 euros, que era una tasa que venía impuesta por Aduanas. Ahí es nada. La mujer se quedó de piedra y, obviamente, apoquinó. Loli, al enterarse, montó en cólera. Está pendiente de reclamar en Consumo. De momento, ha empezado a hacer números. Llamó a una compañía de mensajería y por ese paquete le hubiesen cobrado unos 25 euros. Incluso podría haberlo traído en persona por menos de los 61,54 euros que al final le pagó a Correos. No en vano, hay vuelos bajo coste que no llegan a ese precio.

Hay vuelos de bajo coste más baratos que lo que Loli y su familia pagaron por el envío del paquete

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Envían unos peluches desde Canarias, tardan 42 días en llegar y cobran peaje