Educación sigue a la espera de informes para fijar la plantilla de A Escardia

El centro tendrá «máis profesores dos que lle corresponden por catálogo», pero aún no se sabe cuántos ni en qué condiciones

.

vilagarcía / la voz

La Consellería de Educación había dejado para septiembre la resolución de algunas demandas formuladas por colegios o padres de alumnos de varios centros de Vilagarcía. Eran asignaturas pendientes de las que ayer dio cuenta el delegado territorial de Educación, César Pérez Ares, en el transcurso de una visita que realizó a la capital arousana en compañía del máximo responsable de Educación en Galicia, el conselleiro Román Rodríguez.

En la lista de demandas de la comunidad educativa vilagarciana tiene un peso específico la reclamación de docentes. El año pasado, dos colegios, el de O Piñeiriño y el de A Escardia, llegaron a movilizarse para exigir más profesores. En el primero de los casos, recordó ayer Pérez Ares, el asunto «xa quedou resolto a finais do curso pasado». Las demandas de A Escardia «quedaron resoltas tamén. Este colexio vai ter máis profesorado do que lle corresponde por catálogo». Aunque cuánto y en qué condiciones es algo que aún está a la espera de los informes que emita el servicio de Inspección Educativa.

El transporte

Había otras dos cuestiones sobre la mesa de Educación, referidas en este caso al transporte escolar. Afectaban, en concreto, al colegio de Carril y al de Rubiáns. En el primero de los casos, donde los padres reclaman un autobús de vuelta a las 14.15 horas, Pérez Ares da la cuestión por resuelta, al entender que las obras que Educación realizó el curso pasado en el comedor carrilexo han acabado con los problemas.

En el caso de Rubiáns, un centro con unos horarios que se salen de lo normal debido a la necesidad de encajar frecuencias de autobús para distintos colegios, parece que no baraja Educación demasiadas alternativas. Así que, parece que este curso, nada va a cambiar a este respecto.

Reformas en el pabellón del Castro Alobre, y convenio para el comedor de O Piñeiriño

El conselleiro de Educación, Román Rodríguez, visitó ayer Vilagarcía por dos motivos. Por un lado, para conocer el pabellón del instituto Castro Alobre, donde la Xunta invertirá 150.000 euros en su remodelación exterior. Por el otro, para firmar junto con el alcalde el convenio de colaboración que permitirá habilitar un comedor en el colegio de O Piñeiriño.

El pabellón del instituto necesitaba la reforma que en él se va a ejecutar. Consiste esta, básicamente, en una renovación integral de sus fachadas, que están muy deterioradas. Una vez hechos estos trabajos, quedaría pendiente cambiar la cubierta, algo para lo que habrá que esperar, pero que no será óbice para que estas instalaciones puedan abrirse a los vecinos.

Por lo que respecta al comedor de O Piñeiriño, Xunta y Concello colaboran en la inversión, de 78.000 euros, casi al cincuenta por ciento. «Encantaríame que este tipo de actuacións as pagase integramente a Xunta», matizó el alcalde Alberto Varela, quien destacó que su gobierno optaba por la colaboración para poner en marcha un servicio muy demandado por los padres. El comedor no entrará en funcionamiento, como muy pronto, hasta el último trimestre del curso, y tendrá capacidad para unos ochenta niños.

Román Rodríguez hizo un somero repaso por las demás inversiones que su departamento está realizando en la zona, y que se concentran en los colegios de Vilaxoán y Mosteiro (Meis) y en el instituto cambadés Francisco Asorey.

Votación
0 votos
Comentarios

Educación sigue a la espera de informes para fijar la plantilla de A Escardia