Tecnología y turismo, los campos en los que nacen las buenas ideas

.

vilagarcía / la voz

Una buena idea no basta para conseguir el éxito empresarial. Bien lo saben los responsables de Dalle que Dalle, el coworking que, junto con el Concello de Vilagarcía, ha organizado la primera edición de los premios Emprende VGA. Ayer por la tarde, los emprendedores cuyos proyectos habían sido seleccionados para llegar a la final de este certamen tuvieron la oportunidad de exponer sus ideas en un acto celebrado en el auditorio de Vilagarcía. De la brillantez de su argumentación y de la originalidad y la viabilidad de sus ideas iba a depender que lograsen llevarse alguno de los tres premios habilitados: 3.000 euros para afrontar los gastos de nacimiento de una empresa y, quizás lo que es más importante, varios meses de asesoramiento.

Las iniciativas que se han presentado a esta primera edición de los premios de emprendimiento giran, sobre todo, alrededor de dos campos. Uno, el aprovechamiento turístico de productos gastronómicos -caso de Galo Galego o Bocados da Ría- o incluso intercambio de estudiantes -North West-. El otro ámbito del que proceden los finalistas sorprende un poco más: la tecnología. Y es que en ocasiones se nos olvida que el talento arousano también brilla en este terreno. Ahí están proyectos como Star-T Case, la funda que permite recargar el móvil con energía solar; la iniciativa de Degaltec, que ofrece soluciones de software y hardware a medida; el misterioso mundo de los drones formulado por Dronalia; o la propuesta para proporcionar derrotas óptimas para navegación a vela de Best Sail Track.

Votación
1 votos
Comentarios

Tecnología y turismo, los campos en los que nacen las buenas ideas