Vilagarcía abastece de agua a Portas ante sus problemas de suministro

Esta localidad, junto con Vilaboa y Ponte Caldelas, son las primeras con problemas


pontevedra / la voz

Las miradas están puestas en el cielo. O llueve pronto y se registran unas precipitaciones de consideración o los quebraderos de cabeza por el suministro de agua empezarán a multiplicarse a cuenta de la sequía. Así lo dicen desde algunos concellos de la comarca como Vilaboa, Portas o Ponte Caldelas, donde hay problemas de suministro tanto con las traídas municipales como con las que gestionan los vecinos. Aunque cada uno cuenta con una situación distinta, en todos hubo que tomar medidas por la falta de agua. Los alcaldes, con una sola voz, lanzan una advertencia: «Os mananciais e os ríos están baixísimos hai que moderar o consumo, non queda outra».

La situación más drástica se vive en Portas. El regidor, Víctor Estévez, señalaba ayer que hace unos días las bombas de la depuradora dejaron de funcionar porque en vez de llegarles agua lo que cogían eran aire, dado que el nivel del Umia, de donde captan el líquido, había bajado. El caso es que se intentó que esas bombas -imprescindibles para que funcione la traída municipal de la que se abastecen Portas, Romai y Lantaño- recogiesen el agua a una profundidad mayor, pero se comprobó que había una piedra de gran tamaño que impedía que lo pudiesen hacer. Así que, de momento, la única solución es llevar el agua en cisternas. «Afortunadamente, Vilagarcía estanos deixando traer auga de alí. Collémola no punto de subministro que teñen no polígono de Trabanca e carrexámola en cisternas, é a solución más rápida que atopamos. Os veciños teñen que darse conta de como estamos e reducir ao máximo o consumo». Estévez añadió que anteayer trajeron de la capital arousana nueve cisternas de 25.000 litros cada una, pero que aún así la situación es complicada.

Desde Vilaboa, José Luis Poceiro señala que hubo problemas tanto con la traída municipal como con las vecinales. Hubo que llevar agua en cisternas a sitios como la playa de Deilán. Y en numerosas aldeas tienen topes de consumo ante la escasez de líquido. «Na miña aldea por exemplo temos agora mesmo 300 litros por casa, é unha cantidade moi baixa, pero hai que acostumarse. Moita xente ten un pozo a maiores do que vai tirando... hai que apañarse porque a situación é moi difícil», dice Poceiro.

En Ponte Caldelas hay cortes nocturnos de suministro al menos en Caritel, Anceu y Silvoso. Pese a ello el Concello tuvo que llevar cisternas de agua a Silvoso porque no estaba garantizado el suministro para las casas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vilagarcía abastece de agua a Portas ante sus problemas de suministro