Ravella despliega a medio centenar de efectivos para el Combate Naval

En el dispositivo de seguridad, que arrancará horas antes de que a medianoche brillen los fuegos sobre la playa, participa personal municipal apoyado por integrantes
de otros cuerpos de seguridad


vilagarcía / la voz

El Combate Naval de Vilagarcía es mucho más que un espectáculo pirotécnico. Es, desde hace 151 años, una de las grandes atracciones de las fiestas de San Roque. Tanto, que edición tras edición reúne al borde del mar a miles de personas. Y no es una hipérbole. Por esa razón, el Concello despliega cada año, cuando llega esta noche, un dispositivo de seguridad que en esta ocasión movilizará a medio centenar de personas. De ellas, 38 forman parte del personal municipal, bien sea de la Policía Local, bien del servicio de Emerxencias. Contarán con el apoyo de personal de la Policía Nacional, de la portuaria, de la Guardia Civil, de Capitanía Marítima y de Axega.

El operativo se pondrá en marcha horas antes de que el cielo de A Concha-Compostela se ilumina con el primer estallido, allá por la medianoche. Los primeros pasos consistirán en acordonar el perímetro de protección y en desplegar el puesto de mando desde el que se dirigirá todo.

El servicio de Emerxencias dispondrá de una ambulancia y dos técnicos sanitarios en el piñeiral de A Concha, y de un equipo idéntico en las inmediaciones del puesto de socorro de A Compostela, en el que permanecerán seis socorristas para prestar ayuda en caso de que fuese necesario. Un quad, dotado con un equipo médico y un técnico sanitario, estará listo por si fuese necesario moverse con rapidez por el arenal. Por último, Emerxencias estará también en el mar, con tres embarcaciones preparadas para entrar en acción. Y en la zona, especialmente en la más próxima al área de lanzamiento de los fuegos, estarán destacados cinco camiones de extinción con su respectivo personal.

Por mar y por tierra

Los apoyos por mar llegarán de la mano del servicio de seguridad de la Capitanía Marítima y de una embarcación de la Guardia Civil del Mar. Por tierra, seis agentes de la Policía Local dos de la Portuaria y cuatro de la Nacional se encargarán de regular el tráfico e intentar ordenar la entrada y salida de la playa de las miles de personas que, como siempre, acudirán a ver el espectáculo.

Algo más de veinte minutos de guerra luminosa entre el barco y el castillo

El Combate Naval arrancará, como siempre, a las doce de la noche en la zona de O Ramal y las playas Compostela y A Concha. Durará, según las estimaciones que Pirotecnia Penide ha trasladado a Ravella, 22 minutos. Durante ese tiempo, se quemarán 600 kilos de pólvora que se lanzará en 5.000 disparos. «As novidades -presume el Concello- chegarán na colección de fogos aéreos, coa introdución da gama de tonos pastel». Habrá sesenta secciones de disparos variados, que combinarán los fuegos aéreos con los acuáticos, y también lucería en tierra. Hasta aquí, la primera parte del espectáculo. La segunda será el combate propiamente dicho, con el ataque del barco al castillo. Este medirá 30 metros de largo y 12 de alto. También se mantienen las tres embarcaciones que lo atacarán, para recordar, un año más, la batalla de Callao, en Perú. El origen de toda esta luminosa historia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ravella despliega a medio centenar de efectivos para el Combate Naval