Del miedo al amor a los gatos gracias a su hija

Pasó de temer a los felinos a vivir entre ellos; cuida a los cuatro que tiene en casa y a los de la protectora de Vilagarcía


vilagarcía / La voz

Si alguna persona no siente ternura al ver a los tres gatitos que agarra Ángeles Cifuentes en la fotografía, debería saber que esto puede cambiar. Cuando uno menos se lo espere. Solo hace falta fijarse en nuestra protagonista: la vilagarciana que hoy convive con cuatro gatos y tres perros y que está al frente de la protectora de animales de Vilagarcía llegó a sentir pánico por unos animales a los que ahora mima hasta el punto de poner el despertador cada tres horas para dar el biberón a las camadas abandonadas. «Todo cambió en octubre de 2008, cuando mi hija trajo a casa un gato abandonado de un año de vida», recuerda. Lo que iba a ser una acogida temporal, terminó prolongándose en el tiempo. Hasta ahora. Pero, no solo eso. Con el paso de los años, Ángeles comenzó a colaborar con la protectora. Le pasó lo mismo que con el gato: la involucración terminó siendo total. Ahora, además de vocal de la directiva, es su cara visible y la responsable de los gatos. Noventa en este momento.

Y, es que en la protectora falta espacio. Hay también doscientos perros. «La capacidad práctica sería de cincuenta gatos y cien perros», señala Ángeles. «Desde la segunda quincena de junio, aumentaron las entradas», explica. Muchas de ellas, son de camadas de gatos. De ahí que su principal petición a los propietarios de estos animales es que «esterilicen a las hembras». Una labor que desde la protectora llevan a cabo cuando hay recursos para ello y que ha permitido que cerca de doscientos gatos callejeros estén esterilizados. Aún queda mucho por trabajo por delante: los cálculos de la junta directiva que se puso al frente de la protectora en 2014 hablan de unos mil gatos en Vilagarcía sobre esa fecha. Su vida es mucho más corta: «Si en un hogar suelen vivir entre quince y veinte años, los callejeros no suelen pasar de los ocho», señala. Los abandonados, todavía menos. «No son aceptados por las colonias y sobreviven unos tres meses», cuenta.

El protocolo de aterrizaje en la protectora es siempre el mismo. Ya sean perros o gatos. Lo primero es desparasitar. Dos o tres días después se lleva a cabo la vacunación, «haciéndoles antes un test a los gatos para saber si no tienen inmunodeficiencia felina o leucemia felina». Pasados los 21 días que establece la ley para dar al animal como abandonado y permitir su adopción, proceden a la esterilización y colación del chip. El proceso de adopción trae consigo un nuevo trabajo: fotografiarlos y grabarlos para animar a la gente a darles un hogar. No todos tienen las mismas oportunidades: el color, parece, que importa.

«Los gatos de pelaje carey o grises atigrados lo tienen más difícil», señala. En los perros también se producen diferencias. Cuando Protección Civil les lleva alguno de raza, le salen mil falsos dueños buscándolo.

El número de entradas en la protectora aumentó desde la segunda quincena de junio

Fue en octubre de 2008 cuando su hija apareció con un animal de un año abandonado

Factores como el color de pelo inclinan la balanza al hablar de

las adopciones

Tres días de torneo de pádel para recaudar fondos para atender a 200 perros y 90 gatos

Para recaudar fondos, la protectora de animales organizará los próximos 28, 29 y 30 de julio un torneo de pádel en colaboración con Arousa Pádel, en cuyo espacio de se llevará a cabo. «El ayuntamiento se porta bien con nosotros, pero con solo la subvención nos resulta imposible subsistir», señala Ángeles para explicar el porqué de las múltiples actividades que realizan. Así, la próxima será deportiva. Ya se han puesto manos a la obra para la organización de un torneo en el que habrá entrega de camisetas, trofeos y otros premios. Apuntarse a cualquiera de las distintas categorías cuesta 18 euros. «Gastamos todo los que ingresamos» indica. Unos 70.000 euros anuales.

Las actividades para incrementar fondos son habituales en la protectora. También completan los 18.000 euros que reciben anualmente del Concello con las aportaciones de otros colaboradores, la cuota de los socios, donativos como el que recibieron del Ceip Arealonga cuando ganaron el concurso «Valores de futuro» del BBVA, de la realización de su propio mercadillo y de la venta de lotería de Navidad. Este año, volverán a empezar pronto. «Celebraremos la fiesta del voluntariado el próximo 20 de agosto, y ya aprovecharemos para venderla», explica. Eso sí, previa entrega a los veterinarios que colaboran con ellos. Como agradecimiento. Y, es que si hay algo que agradecen es la ayuda que los colaboradores prestan a la veterinaria y dos cuidadores contratados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Del miedo al amor a los gatos gracias a su hija