Trasladan a Inspección de Traballo los problemas en la obra de Alcampo

Gas Natural quiere que se evalúe cómo se está trabajando tras los últimos incidentes


vilagarcía / la voz

Los accidentes ocurren. Ni siquiera la obra mejor planificada está libre de que un imprevisto acabe causando problemas. Sin embargo, que la ejecución de un proyecto como la construcción de una nave comercial a la entrada de Vilagarcía genere en apenas una semana dos averías de envergadura, no parece entrar en la categoría de lo normal. Primero, los operarios tumbaron una torreta de media tensión dejando sin luz a media Vilagarcía. Después, el miércoles a mediodía, perforaron una tubería de gas natural. En esta ocasión, aclaran desde la empresa suministradora, no ha habido abonados afectados. Ni siquiera, asegura la misma firma, grandes riesgos gracias a la actuación de cuerpos de Emergencias y del propio personal de la empresa. Pero, de todas formas, y «preocupados por la seguridad», los responsables de Gas Natural-Fenosa han decidido poner en conocimiento de Inspección de Traballo lo ocurrido, a fin de que «evalúen cómo se están haciendo las cosas» en la parcela que antes ocupaba Megasa.

El alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela, se puso ayer en contacto con la empresa promotora, que «pidió cuarenta mil perdones», según relató el regidor socialista. Según explicó, en esa conversación la promotora atribuyó lo ocurrido a «un error humano de los que ocurren en las obras». Un segundo «error de calado», quiso recordar Varela, quien exigió a la empresa que «extreme las precauciones» y que «revise el protocolo de seguridad, que es el libro al que tiene que atender». Varela también instó a la promotora a que pida a las empresas suministradoras los planos de las redes subterráneas que discurren por la zona, «o que hagan los estudios topográficos que sean convenientes», para evitar nuevos problemas.

Desde Gas Natural-Fenosa, por su parte, aclaraban ayer que la empresa que está ejecutando los trabajos no le ha solicitado en ningún momento un mapa de las canalizaciones que cruzan bajo la parcela en la que se está levantando el Alcampo. «No solicitaron los planos. Si lo hubiesen hecho, se les proporcionarían y, además, estaría un vigilante in situ para orientar a los empleados y evitar incidentes». De todas formas, señalan desde Gas Natural, en el caso de la tubería que fue perforada el miércoles, estaba enterrada a mucha profundidad, además de correctamente señalizada.

Precisamente por ello, el incidente registrado en As Carolinas se antoja inexplicable. Lo mismo ocurrió, exactamente, una semana antes, cuando los operarios que trabajan en la construcción del Alcampo decidieron tumbar un poste de media tensión cuyo traslado estaba Fenosa estudiando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Trasladan a Inspección de Traballo los problemas en la obra de Alcampo