Los retrasos de Eptisa con el PXOM provocan la extinción del veto a los centros comerciales en Vilagarcía

La medida no puede mantenerse al haber transcurrido un año sin que la revisión del plan se haya aprobado inicialmente


vilagarcía / la voz

La compra de la firma que redacta el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) de Vilagarcía a manos del grupo chino JSTI, materializada a finales del año pasado, ha provocado un retraso de varios meses en la tramitación del documento urbanístico. Algo que no acarrearía ningún problema serio, de no ser porque el veto a los centros comerciales, impulsado por la corporación municipal, estaba directamente vinculado a la aprobación inicial del plan. La medida a la que el gobierno socialista acudió, con el respaldo del resto de las formaciones de izquierda, concedía un plazo de un año para que ese trámite inicial estuviese resuelto. Los problemas de Eptisa, sin embargo, lo han impedido, por lo que el freno urbanístico a este tipo de áreas concluyó ayer, exactamente doce meses después de su publicación en el Diario Oficial de Galicia.

En concreto, la iniciativa suspendía la concesión de licencias a aquellos complejos comerciales en los que varios negocios funcionasen amparados por una gran marca, tal y como planteaba inicialmente Alcampo para su proyecto de As Carolinas.

Encontronazo entre PP y PSOE

El portavoz del Partido Popular, Tomás Fole, no dudó en arremeter ayer con dureza contra el gobierno socialista y el regidor, Alberto Varela, al que considera «enemigo de la creación de empleo» y protagonista de un «fracaso absoluto». Fole argumenta que aquellas tiendas secundarias habrían sido ocupadas «por seis autónomos» y que, por lo tanto, el proyecto no sería dañino para el comercio de proximidad. «Nadie se toma en serio a este alcalde», «ridículo» o «hazmerreír de la comarca» son algunas de las expresiones empleadas por el político conservador, que se felicita por que «lejos de impedir la llegada de compañías fuertes, el capricho del alcalde haya actuado como el más potente de los efectos llamada posibles».

La respuesta de Ravella no tardó en llegar, en esta ocasión por parte de la concejala de Urbanismo, Paola María. «Estamos afeitos a que o señor Fole non se enteire ou trate de mentir a cidadanía, pero o que a suspensión de licenzas trataba non era de vetar unha marca, senón de ordear urbanisticamente este tipo de iniciativas e evitar que en Vilagarcía se puxesen en marcha modelos que fracasaron noutras cidades». El Concello, añadió la responsable de Urbanismo, ha hecho su trabajo -«co que sucedeu con Eptisa non podiamos facer nada, pero é incrible que Fole trate de dar leccións cando durante catro anos pechou o PXOM nun caixón»- y continuará trabajando en la misma línea, para implantar en la ciudad un modelo alejado de los centros comerciales, garantiza María Mochales

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los retrasos de Eptisa con el PXOM provocan la extinción del veto a los centros comerciales en Vilagarcía