La plaza de Galicia tendrá una fuente y una alameda tras su remodelación

Antonio Garrido Viñas
antonio garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

Las obras empezarán tras las fiestas de San Roque para evitar el verano y está previsto que concluyan antes de que finalice 2017

31 dic 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Es, probablemente, una de las actuaciones estrella del equipo de gobierno de Alberto Varela porque es, seguramente, una de las que tendrá más impacto entre los vilagarcianos. Se trata de la remodelación del entorno de la plaza de Galicia, que cambiará de manera significativa tanto la circulación rodada como el paisaje de la zona cero de Vilagarcía.

El proyecto de remodelación lo encargó el Concello al arquitecto Mariano Vázquez con un par de premisas claras. Por un lado, la insistencia en que humanizar una ciudad no significa echar cemento y expulsar a los coches, sino que se necesita algo más. Y, por el otro, que el objetivo era conseguir crear un nexo entre dos zonas que ya eran terreno de los peatones (la plaza de Galicia y la callee Rey Daviña) con la rúa Padre Feijoo, que también se va a ver libre de coches en los próximos meses.

El resultado es un proyecto que derivará en una plaza de Galicia que contará con una fuente y hasta con una pequeña alameda porque otro de los objetivos que se había marcado la concejalía que dirige Paola María era darle un toque más de calor a una zona que había quedado demasiado fría tras su primera humanización.