Las comunidades de montes de Vilagarcía realizarán un mapa de vertidos incontrolados

Acabar con la basura es uno de los retos que se marcan las seis entidades que anoche se asociaron en su propia mancomunidad


vilagarcía / la voz

Quien frecuente las diferentes rutas que ofrece Xiabre conocerá en primera persona que la proliferación de puntos de vertido de todo tipo de residuos es uno de los principales problemas a los que se enfrenta el monte. Cualquier comunero reconocerá que la pelea contra esta lacra es ardua y complicada, que exige enfrentarse a infractores que no proceden de vecindarios muy alejados, y que las denuncias por vía judicial no acostumbran a ir a ninguna parte. Atajar esta penosa situación es uno de los retos que asumen las seis comunidades de Vilagarcía que anoche elegían, en Rubiáns, a la junta gestora provisional de la primera mancomunidad de este tipo que se constituye en la capital arousana. Como medida inicial, localizarán todos y cada uno de los vertederos incontrolados para realizar un mapa y buscar la forma de erradicarlos.

La organización que acaba de nacer buscará, para ello, el respaldo del Concello de Vilagarcía. Xabier Ríos, portavoz municipal del BNG, formación que ha trabajado a fondo en el impulso a la mancomunidad, garantiza su apoyo en este empeño.

Entre 600 y 10 hectáreas

La mayoría de las entidades que gestionan el monte en mano común de Vilagarcía participan en este proceso. La mayor de todas ellas es la de Cea-Castroagudín, que tiene a su cargo una superficie de 600 hectáreas. Trabanca-Badiña y Trabanca-Sardiñeira, Guillán, Sobrán y Rubiáns también forman parte de la mancomunidad. Del resto, Cornazo y Loenzo se encuentran en un momento de transición, por lo que la decisión de incorporarse o no tendrá que esperar. Fontecarmoa, que sostiene 10 hectáreas de monte, no pudo acudir pero todo indica que se sumará a la organización. Y solo Bamio, una de las más importantes, se ha quedado al margen. Aunque «as portas están abertas para cando queiran facelo», subrayan los miembros de la entidad naciente.

La pelea contra la plaga de la basura, cuyos focos se reproducen una y otra vez, es uno de los objetivos. Pero no el único. Explotar las posibilidades que ofrece el grupo de desarrollo rural y el desarrollo del programa Leader es otro de los puntos que ayer se abordaron en Rubiáns. La perspectiva general apunta a una explotación estratégica del monte, que contribuya a materializar todo su potencial como fuente de creación de empleo y sector económico fundamental para Vilagarcía y su entorno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las comunidades de montes de Vilagarcía realizarán un mapa de vertidos incontrolados