El gran desván de los recuerdos llega a Vilagarcía para quedarse

La primera feria de antigüedades abre sus puertas hoy con más de 30.000 piezas muy diversas


vilagarcía / la voz

Lo anticipó Karina al tararear su ...cualquier tiempo pasado me parece mejor. Lo vintage está de moda, algo que se comprobará en Vilagarcía durante este fin de semana. Por problemas de espacio, solo hace falta cambiar el baúl por el desván. Un total de 3.500 metros se habilitarán en Fexdega para que 44 anticuarios puedan mostrar los recuerdos que han coleccionado a lo largo de los años y que ahora sacan a la venta. «Invitamos a todo el mundo a que venga a revolver», afirma Ángel Moix, uno de los organizadores. Es consciente de que el deseado cambio de tiempo puede poner la balanza en el lado de la playa pero confía en el nivel de la primera feria de antigüedades de la ciudad. «Hay una expectación importante dentro del sector de los anticuarios, fue fácil convencerles de que apostaran por venir», señala Moix. Tal y como indica, «tendremos la misma gente que cualquier gran ciudad». Alrededor de la mitad de los stands pertenecerán a gallegos, mientras que los restantes procederán de diferentes lugares de toda Europa.

A la pregunta de qué nos encontraremos, Moix y su compañera Mº Cruz Madrid Merino solo desvelan que, entre los objetos, se encuentra una cámara fotográfica que Adolf Hitler regaló a Francisco Franco con motivo de los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936. Descubrir el resto de las 30.000 piezas que se expondrán, entre las que se incluyen monedas, postales, joyas o muebles, es una misión que dejan en manos de los visitantes. Para que lo económico no sea un problema, adelantan que «habrá piezas para todos los bolsillos». Es cuestión de perderse y rebuscar.

Cambio de papeles

En este plan de acercar a la comarca «algo novedoso», los visitantes también podrán ejercer de vendedores de reliquias. Lo proponen como opción de apoyo para la economía familiar o para descubrir el valor de esos objetos que han ido pasando de generación en generación. «Puedes llevarte una sorpresa con ese mueble abandonado al que no le das uso», relata Moix. La fiabilidad, dice, está asegurada.

La feria abrirá sus puertas hoy desde las 17.00 a las 21.00 horas. Sábado y domingo, el horario será de 11.00 a 14.30 y de 16.30 a 21.00. La entrada al recinto costará dos euros y solo se pagará una vez por persona, independientemente del número de veces que se acceda. Desde la organización esperan que la feria se consolide y haya futuras ediciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El gran desván de los recuerdos llega a Vilagarcía para quedarse