La SGAE recurre a series televisivas para cobrar a los bares de Vilagarcía

Una hostelera tendrá que pagar 900 euros por haber visto dos capítulos de «Castle» y escuchar Los 40 en su propio negocio


vilagarcía / la voz

Quien regente un bar y acostumbre a mantener encendido el televisor, siquiera en las horas muertas en las que no entra un solo cliente, debería pensárselo dos veces. O bien firmar un contrato con la célebre Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) para satisfacer cada mes su correspondiente canon. De no ser así, se arriesga a acabar en el juzgado, respondiendo por una denuncia y desembolsando por vía de apremio el dinero que la entidad tenga a bien reclamarle. No es la primera vez, con toda seguridad tampoco será la última, que la sociedad de autores lanza una campaña en Vilagarcía para exigir el pago de un tanto por la difusión, en locales de hostelería, de obras y fonogramas creados por sus teóricos representados. Lo llamativo es que en esta ocasión recurre directamente a las series de televisión para argumentar sus reclamaciones. Y, visto lo visto, la estratagema le está dando buenos resultados.

Existe constancia de inspecciones de la SGAE en diferentes establecimientos de la capital arousana a lo largo de los últimos meses. Pero será difícil encontrar un proceso tan llamativo como el que ha afectado a la cafetería A Perla, en la calle Ramón y Cajal. Su propietaria, Marián García, no ha tenido más remedio que pagar 900 euros correspondientes a la tarifa que la sociedad le exigió por el período comprendido entre mayo del 2013 y diciembre pasado. Como prueba, y es este punto el que asombra a la hostelera y a su clientela, la organización de autores presenta varios partes que reflejan que, más o menos en la sobremesa, en el bar funcionaba la televisión. Sintonizada, la cadena Cuatro, y la serie Castle en plena emisión.

Resulta que la SGAE asegura que bajo su protección se encuentran tanto la banda sonora como los fondos musicales de esta intriga televisiva de factura estadounidense, cuyo autor es Robert Duncan. El simple hecho de sintonizar la cadena en la que se emite genera, según la entidad, derechos relacionados con la propiedad intelectual. Refuerza la reclamación un tercer parte, que recoge un momento en el que en el local sonaba el canal musical de Los 40 Principales.

Tras varias comunicaciones previas, la SGAE acudió al juzgado. Y aunque ni la afectada ni su abogado están de acuerdo con lo que consideran, simple y llanamente, un abuso, el letrado reconoce que hoy en día resulta prácticamente imposible vencer a la sociedad ante un tribunal. En resumidas cuentas, la hostelera ha asumido el pago como mal menor. «Yo, desde luego, recomiendo que no se firme el contrato; si quieren reclamar ese canon que por lo menos se esfuercen; si es que a los pubs les cobran 90 euros al mes, pagan más que por el fútbol, no hay quien lo comprenda», reflexiona el abogado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

La SGAE recurre a series televisivas para cobrar a los bares de Vilagarcía