La renovación de la concesión de la basura pone en juego 3,2 millones

Ravella preapara ya el pliego de su mayor contrato, que debe estar listo en el 2017


vilagarcía / la voz

Hace exactamente un año, apenas unos meses antes de las elecciones, el anterior gobierno municipal, conformado por Partido Popular e Ivil, decidía prorrogar durante tres años más la concesión del servicio de recogida de basura a la compañía Cespa-Inusa, en cuyas manos ha permanecido siempre desde su privatización. De no ser así, el mayor de los contratos del Concello de Vilagarcía hubiese expirado en julio del 2015. Aquella decisión, no exenta de polémica, sitúa la fecha en julio del 2018, momento en el que concluirá la relación con la compañía integrada en el grupo Ferrovial. Podría parecer tiempo suficiente, pero en realidad el reloj de la Administración local corre aprisa y, de hecho, Ravella ha puesto ya en marcha el proceso de elaboración del pliego de condiciones del nuevo concurso, que debe estar listo con la antelación suficiente. Al menos un año, confirma el concejal de Medio Ambiente, Lino Mouriño.

Hay un par de cuestiones que el edil responsable del área tiene meridianamente claras. Primero, lo que está en juego es el servicio económicamente más voluminoso de cuantos dependen de las arcas municipales. Cespa gestiona la recogida de los residuos sólidos urbanos, la limpieza de la vía pública y los contenedores, y el traslado de voluminosos a la planta que posee en Cerceda. En total, 3 millones de euros. La factura de la basura en Vilagarcía es mucho mayor, puesto que a esta cifra se suman, en los presupuestos de este año, las labores que realizan otras empresas, por un importe de 170.000 euros, y sobre todo el canon anual que la sociedad autonómica Sogama cobra por el procesamiento de los desechos en la incineradora de Cerceda: 1.224.105 euros. En total, 4,4 millones de euros.

«Estamos meditando a posibilidade de agrupar no mesmo contrato eses outros conceptos», indica Mouriño, conceptos que básicamente se refieren a la recogida selectiva de papel y cartón, vidrio y plástico. La cartera de servicios se concentraría en una sola empresa. Algo que, argumenta el concejal, puede reducir gastos, optimizar recursos y, en general, mejorar la gestión.

Renovación tecnológica

Otro de los puntos que el responsable de Medio Ambiente subraya como fundamental para el concurso es la renovación de los vehículos y la maquinaria. Vilagarcía apuesta por un sistema de carga lateral como el que hace tiempo funciona en Pontevedra.

El servicio de recogida de basura y limpieza de las vías públicas se privatiza. El contrato marca un período de diez años de vigencia.

A cambio de reforzar la plantilla y la maquinaria, y de ampliar las zonas de servicio, el canon se incrementa en 381.558 euros.

El pleno aprueba otorgar a Cespa-Inusa la última de las prórrogas posibles. El contrato finalizará en julio del 2018, 25 años después.

Una nueva reestructuración de los servicios trae consigo la ampliación del contrato de la concesión en doce años hasta julio del 2015.

El pleno aprueba incluir en el servicio el parque del balneario, el paseo marítimo, el parque de O Castriño y otros varios espacios.

Ante el vencimiento del contrato, Cespa propone limpiar los baños de las playas, Fexdega y brigadas de botellón, entre otros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La renovación de la concesión de la basura pone en juego 3,2 millones