Varela y García apaciguan a su ejecutiva por el pacto con el PP

La dirección socialista tuvo que reunirse anoche de urgencia en Vilagarcía

Serén, segundo por la derecha, en un momento del debate que le situó al frente de la ejecutiva.
Serén, segundo por la derecha, en un momento del debate que le situó al frente de la ejecutiva.

vilagarcía / la voz

No todo el mundo en el PSOE de Vilagarcía comprende el acuerdo que el grupo municipal cerró el miércoles y selló en el pleno del jueves con el Partido Popular. Ni siquiera en el seno de la dirección socialista local, varios de cuyos miembros no fueron informados de las negociaciones que se estaban llevando a cabo con la formación conservadora que lidera el exalcalde, Tomás Fole. El actual jefe de la oposición no dudó ayer en confirmar que la alianza organizativa en absoluto fue flor de un día, sino el resultado de un diálogo iniciado «hace ya algún tiempo», en palabras del propio Fole Díaz.

De lo afirmado por el líder conservador se desprende que el lunes, cuando se convocó a los militantes para que votasen la candidatura de Torrado, Galovart y Meijón al Congreso de los Diputados, las conversaciones con el PP estaban ya en marcha. Pese a ello, no todos los miembros de la dirección socialista estaban al tanto de los movimientos que había protagonizado el grupo municipal. Esta es la razón por la que anoche tuvo que reunirse de urgencia la ejecutiva vilagarciana, liderada por Miro Serén, secretario xeral, segundo teniente de alcalde y concejal de Educación.

Más allá del secretario xeral, fueron el alcalde, Alberto Varela, y la portavoz del gobierno local y secretaria de Organización del PSdeG en la provincia, Tania García, quienes llevaron el peso de la intervención. Como horas antes había sucedido en la sala de juntas del Concello, el principal argumento que esgrimieron ambos munícipes fue la ausencia de un pacto de gobierno con los populares, que por lo visto es la imagen que sobre lo ocurrido en el pleno ha trascendido.

Varela y García insistieron en el carácter inevitable de un acuerdo que permitiese desbloquear salarios, indemnizaciones, cargos de confianza, asignaciones y representación interna y externa, reiterando sus críticas hacia el resto de la izquierda y el recurso a los conservadores como mal menor y única alternativa.

Las razones del regidor y de la también portavoz del gobierno local apaciguaron, al parecer, al conjunto de la dirección socialista local, en la que apenas unas horas antes se advertían movimientos de franca disensión acerca de la aproximación al PP.

Alberto Varela está convencido, y así se lo transmitió a sus compañeros de siglas, de que el equipo municipal tiene un largo tiempo por delante para demostrar que su alianza con Fole se limita al momento puntual de la aprobación del pleno organizativo. Ni las comisiones de trabajo son unilaterales, como quería el PP, afirmó el alcalde por la mañana, ni en la junta de gobierno hay nadie más que los ocho concejales cosechados por el PSdeG.

Fole desvela que las negociaciones sobre los salarios comenzaron «hace tiempo»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Varela y García apaciguan a su ejecutiva por el pacto con el PP