Ravella pone papeleras a un castro Alobre devorado por el abandono

Las escaleras que comunican sus diferentes niveles siguen destrozadas


vilagarcía / la voz

Las papeleras ya están ahí, pero utilizarlas puede entrañar sus riesgos. Ayer mismo, operarios del servicio municipal de Medio Ambiente procedieron a colocar en el castro Alobre una serie depósitos de madera construidos por los alumnos de carpintería de la anterior escuela taller de Vilagarcía. Las piezas no están mal. Lucen el logotipo del Concello y su diseño se ajusta a lo que cabe esperar de un parque arqueológico. Sucede que, después de cuatro años sin apenas mantenimiento, elementos fundamentales para el uso y disfrute de este espacio se caen a pedazos. Basta echar un vistazo a las escaleras que comunican sus diferentes niveles. Toda una invitación al descalabro.

El gobierno local, aseguran fuentes de Ravella, pretende renovar los castigados equipamientos de Alobre. «Nos últimos anos non se levaron a cabo tarefas de arranxo de elementos coma escaleiras, papeleiras e paneis, que se atopan totalmente estragados», reconoce el Ayuntamiento.

A la espera de la Diputación

Las inversiones que el bipartito conservador dejó cerradas no incluían la reparación de los efectos de tanto abandono, aunque sí una partida de medio millón de euros para la instalación de áreas de ocio tanto en este entorno como en la playa de A Compostela. Todas las miradas, en fin, se sitúan ahora sobre la Diputación de Pontevedra, que puso en marcha en agosto un plan de recuperación de 23 yacimientos de toda la provincia. Respaldado por el 1% del Ministerio de Cultura, el programa debe alcanzar el castro de Vilagarcía una vez se haya actuado en Santa Tegra, en A Guarda, Ponteareas, Cangas, A Lanzada y Adro Vello (O Grove).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ravella pone papeleras a un castro Alobre devorado por el abandono