El deporte femenino copa de orgullo el balcón de Ravella

La plaza se llenó en el pregón de las jugadoras del Atlético Arousana

Patricia Cobas y sus compañeras de equipo aseguraron que ser elegidas para leer el pregón era «el mejor título recibido».
Patricia Cobas y sus compañeras de equipo aseguraron que ser elegidas para leer el pregón era «el mejor título recibido».

vilagarcía / la voz

Se les notó a las jugadoras del Atlético Arousana que estaban encantadas de que las hubiesen elegido para ser las pregoneras de las fiestas de San Roque. Orgullosas por sus triunfos deportivos del pasado año, las tres veces campeonas -ganaron la Liga de Fútbol femenino, la Copa Federación de Primera División Gallega y la Copa Diputación de Pontevedra- reconocieron, sin embargo, que el mejor homenaje recibido fue el de poder subirse al balcón de Ravella para leer el pregón «en la ciudad que nos ha visto crecer. El pregón es uno de nuestros mejores títulos».

Lo hizo Patricia Cobas, acompañada de sus compañeras. Por eso fue uno de los más multitudinarios; tanto arriba, en la casa consistorial, como abajo, porque fueron muchos los vilagarcianos que acudieron orgullosos a aplaudir a las chicas. Después de repasar la trayectoria del equipo que se creó en diciembre del año 1994 y de recordar los premios y los esfuerzos vividos en esos años, las jugadoras quisieron aprovechar esa atalaya para salir en defensa del fútbol femenino y del deporte de las mujeres en general. «Las comparaciones con los chicos son inevitables -reconoció Patricia Cobas-; es el mismo deporte pero no se valora igual». Ella pidió que se rompiesen esas barreras porque «jugar al fútbol no es de hombres ni de mujeres; es algo para lo que te mueve la pasión».

Como ciudadanas de Vilagarcía, reconocieron también el orgullo que representaba para ellas llevar el nombre de su ciudad por toda España, por eso agradecieron al gobierno local que les hubiese concedido el «honor» de leer el pregón «de las mejores fiestas, las de San Roque», y animaron a todos los vilagarcianos a disfrutar de ellas en los próximos días.

El alcalde, Alberto Varela, le entregó a la presidenta, Arancha Ruiz, la insignia de oro de la ciudad, y la comitiva partió a la tradicional ofrenda floral a San Roque, el otro gran protagonista de la jornada.

«La comparación con los chicos es inevitable; es el mismo deporte pero no se valora igual»

Patricia Cobas

Recuerdan las normas que se deben respetar para acudir a la Festa da Auga

Están en el programa de fiestas y en los expositores distribuidos por las calles, pero para que la información llegue a todo el mundo, tanto el Concello de Vilagarcía como la Comisión Vecinal que organiza las fiestas de San Roque han querido recordar las normas que hay que respetar para disfrutar de la Festa da Auga sin incidentes.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la fiesta en sí no empieza hasta que acabe la procesión del santo y se lea el pregón en el entorno de la capilla de San Roque. A partir de entonces, el agua puede correr, pero solo por las calles que forman parte de la conocida como zona húmeda, por lo que no se debe lanzar agua en otras calles de la ciudad. Normas, ambas, que se engloban en una tercera; la necesidad de disfrutar de la fiesta con civismo y respetando los derechos de los demás.

Otras recomendaciones tienen que ver con la seguridad de los participantes, a los que se les recuerda que deben llevar calzado cerrado y ropa cómoda y no chanclas, que resbalan en el agua; que hay que tener especial cuidado en los pasos de cebra y suelos pintados porque el riesgo de resbalar es mayor; que no se deben llevar móviles ni billetes porque se mojarían y que no se puede tirar a la gente el agua acumulada en el suelo, que está sucia.

En todo caso, en caso de percance, habrá personal sanitario en la fiesta con el que se podrá contactar a través del 112.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El deporte femenino copa de orgullo el balcón de Ravella