Solo habrá dinero para la biblioteca de Carril

Ravella asume que incumple el convenio sobre las agencias de lectura, pero alega que carece de fondos

la voz

La penosa situación en la que se encuentran las tres bibliotecas periféricas de Vilagarcía es algo a lo que de momento sus usuarios tendrán que acostumbrarse. La única excepción es la agencia de lectura de Carril, a la que el bipartito conservador piensa destinar los fondos, pocos, disponibles este año no solo para este tipo de instalaciones, que dependen de la concejalía de Educación, sino también para los puntos de lectura de los colegios. Solo si a otro departamento, Cultura, le sobra dinero dentro de su programa de actuación en los centro socioculturales habrá algo para Vilaxoán. «Se hace todo lo que se puede con los medios disponibles y hasta donde llega el dinero», subrayan fuentes municipales cuando son consultadas al respecto. Bamio, cuya bibliotecaria tiene que llevar su propio radiador al trabajo ante la falta de calefacción, puede olvidarse directamente de recibir inversión alguna a corto plazo.

La coalición que forman Partido Popular e Independientes por Vilagarcía reconoce tácitamente que el Concello vulnera desde hace años -una práctica heredada de anteriores gobiernos- el convenio de 1978 que permitió la creación de la red de bibliotecas. A través de dicho documento el Ministerio de Cultura se comprometía a financiar la construcción de los puntos de lectura de Vilaxoán, Carril y Bamio. A cambio, el Ayuntamiento se hacía cargo no solo de todos los servicios asociados a las instalaciones (agua, luz, calefacción), sino también del mantenimiento de las condiciones necesarias para su correcto funcionamiento. Algo que obviamente no sucede, como demuestra una simple visita a cualquiera de las tres instalaciones, con especial énfasis en Carril, donde incluso caen cascotes, y Vilaxoán, cuyo aspecto es verdaderamente tétrico.

El convenio con la cofradía

En este último caso, el edificio fue construido sobre terrenos de la cofradía, que alguien registró en el catastro a nombre del Concello pese a que no existe constancia de cesión alguna. El patrón mayor y a su vez concejal del PP, Manuel Tarrío, lleva años intentado resolver este asunto sin resultados. Ravella dice que su voluntad es hacerlo «cuanto antes».

El gobierno local insiste en que quiere firmar un acuerdo con el pósito de Vilaxoán

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Solo habrá dinero para la biblioteca de Carril