Más de un millar de alumnos en Arousa vuelven a las clases de música virtuales

Bea Costa
bea Costa VILAGARCÍA / LA VOZ

VALGA

Martina Miser

Escuelas y conservatorios se adaptan al nuevo escenario, menos Valga, que cierra

28 ene 2021 . Actualizado a las 16:30 h.

La de Vilagarcía fue una de las escuelas de música que durante el confinamiento tuvo que improvisar para adaptarse a la situación generada por la pandemia. Nunca se habían visto en semejante tesitura: dar las clases de solfeo o de percusión por Internet. Aquello pasó y en octubre pudieron retomar las clases de forma presencial, aunque fuera con mascarillas, mamparas y distancia social. Pero el covid-19 nos deparaba una tercera ola; toca volver a tocar ante la pantalla.

En Vilagarcía son casi medio centenar los alumnos afectados; 364 de la escuela municipal Bernardo del Río y 115 del conservatorio profesional. En el segundo caso el cambio no será tan radical porque, aunque el curso comenzó con clases presenciales, desde el principio se pusieron en práctica sesiones a través del aula virtual como formación complementaria. «Grazas a isto, alumnos e docentes están perfectamente afeitos á utilización deste medio. O centro adheriuse este curso ao proxecto de webs dinámicas da Consellería de Educación e conta coa plataforma MOODLE para as aulas virtuais. A maiores, tamén utilizarán o sistema da videoconferencia. O paso ao ensino telemático non suporá máis cambios para o alumnado que o propiamente dito, posto que os horarios das clases mantéñense tal e como estaban», según explican desde el Concello. En el caso de la escuela de música, los profesores están contactando con los alumnos para adecuar los horarios de las clases a las necesidades de las familias, dado que muchos son de corta edad y pueden precisar ayuda a la hora de conectarse.

Un sistema similar se sigue en el resto de las escuelas y conservatorios de la comarca, caso de Cambados, donde las nuevas restricciones no los pillan de nuevas porque la experiencia del confinamiento dejó la logística perfectamente engrasada para impartir las clases virtuales de forma inmediata.