La incidencia continúa disparada en las localidades del Baixo Ulla

Entre Cesures, Catoira y Valga se diagnosticaron 176 casos en las dos últimas semanas


Vilagarcía, Pontevedra / la voz

La zona norte de la provincia de Pontevedra, y en concreto las localidades del Baixo Ulla, es donde se sitúa en estos momentos la gran incidencia del covid en las localidades arousanas. Entre Valga, Catoira y Pontecesures se han diagnosticado 176 casos en las dos últimas semanas, en una dinámica que por el momento no parece tener fin y que ha llevado a que en los tes municipios los datos se hayan disparado.

Donde más han crecido los casos en las últimas semanas es en Valga, donde se han diagnosticado 88 en los últimos catorce días y donde la incidencia está ya en 1.500 casos por cien mil habitantes. En Pontecesures también está disparada y se sitúa ahora en 1.933 puntos y Catoira está llegando también a sus peores datos, con 870 positivos por cien mil habitantes.

Dos localidades más están ofreciendo en las últimas jornadas datos preocupantes, aunque todavía alejados de lo que está sucediendo en el Baixo Ulla. Por un lado, Vilanova. Allí los positivos se han disparado tras los festejos navideños y se han diagnosticado una treintena de casos en las dos últimas semanas, con lo que su incidencia supera ya los 300 puntos. La otra localidad donde reinaba la calma pero en la que las cosas se han complicado en los últimos días es Meis, que está ya en 397 casos por cien mil habitantes en las dos últimas semanas.

Por lo que respecta a las localidades de O Salnés con una mayor población no se han experimentado grandes cambios en los últimos días. O Grove es la que presenta unos mejores números, con una incidencia de 113 casos por cien mil habitantes y un panorama que parece invitar al optimismo dentro de la precaución y de ahí que haya salido esta semana de las restricciones máximas. Tampoco está en ellas ya Cambados, que parece mostrar una cierta tendencia a la baja y cuya incidencia está ahora en 113 casos por cien mil habitantes.

En cuanto a Vilagarcía, presentaba ayer 121 casos activos, uno más que el día anterior, para poner el punto y final a una semana complicada en la que su incidencia se disparó de nuevo hasta rozar los trescientos casos por cien mil habitantes.

La localidad vilagarciana será hoy objeto de un cribado entre los comerciantes de la localidad. Son alrededor de trescientos los que han sido citados para someterse al análisis, que se complementa los que recientemente se realizaron en el centro comercial Arousa. Pontecesures será la siguiente localidad que ha solicitado que se realicen entre hosteleros y comerciantes.

El área sanitaria Pontevedra O Salnés registró cien positivos en solo veinticuatro horas

Ni un solo dato bueno. Esa es la conclusión que se puede sacar del informe del Sergas de hoy, sábado, sobre la incidencia de la pandemia en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés en las últimas 24 horas. No en vano, en solo un día se han registrado cien nuevos contagios de coronavirus. Los casos activos se sitúan en 954. Subirían más de no ser porque en las últimas 24 horas también se registraron 53 altas (es decir, curaciones). Pese al ritmo rápido de las altas, la escalada de casos activos parece imparable en el área sanitaria en esta tercera ola, al igual que sucede en el conjunto de Galicia, donde hoy se vuelve a alcanzar otro desafortunado récord de contagios.

Del total de afectados por la enfermedad en el área sanitaria, hay 66 personas (una más que ayer) que por su estado necesitan atención hospitalaria. De ellas, 54 en planta de tres centros hospitalarios (45 en Montecelo, 2 en el QuirónSalud Miguel Domínguez y 7 en el comarcal de O Salnés,en Vilagarcía) y 12 permanecen graves en las unidades de críticos habilitadas en Montecelo. Precisamente, este último dato es uno de los más preocupantes, ya que no deja de aumentar la presión sobre la uci pontevedresa. No en vano, ayer, viernes, había 11 personas en esa zona de críticos y hoy son ya 12. El hospital público de referencia para el covid, Montecelo, mantiene de momento la actividad quirúrgica programada, si bien fuentes médicas indicaron este viernes a La Voz que «ya se empieza a poner como posibilidad» la suspensión de operaciones no urgentes acordada en A Coruña o Santiago. El resto de infectados, 888 personas, están en aislamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La incidencia continúa disparada en las localidades del Baixo Ulla