El asesino de Valga, días antes del crimen: «Van xa dous anos e agora hai que tomar medidas»

«Isto xa non é unha broma, terei que recuperar o que é meu», dice José Luis Abet frente a la casa de su expareja donde la mató a ella, a su hermana y a su madre

;
El asesino de Valga, ante la casa de su exmujer: «Esto xa non é unha broma, terei que recuperar o que é meu» Abet Lafuente se grabó delante de la casa que había compartido con su exmujer en varias ocasiones

La voz

José Luis Abet, el hombre que hace algo más de un año mató a sangre fría a su exmujer, Sandra Boquete (39 años) —en presencia de los dos hijos de ambos (4 y 7)—, a su excuñada Alba (27), y a su exsuegra, Elena Jamardo (58), grabó dos vídeos en la puerta de la casa donde cometió el crimen en los que asegura que piensa «recuperar o que é meu». Los documentos, extraídos judicialmente del teléfono del asesino confeso y difundidos por El Programa de Ana Rosa, en Telecinco, fueron filmados por él mismo días antes de que matase a las tres mujeres.

«Xa vexo porque matan as mulleres. Pensan que teñen as de gañar e un xa se aburre», comienza diciendo Abet, que afirma a continuación que «xa está ben de tanta broma». El autor del triple asesinato apunta, enfadado y mirando a cámara, que no le abren las puertas de la vivienda ni responden a sus mensajes y llamadas. «Resulta que non me abre o portal nin me colle o teléfono. E logo din que son eu o culpable», reprocha.

En el segundo vídeo, Abet vuelve a grabarse para advertir de que «isto xa non é unha broma», y de que se dispone a «recuperar» algo que considera suyo. El hombre afirma en la grabación que le tocaba la custodia de los niños y que la mujer no le deja ver a los hijos. «Se nega a deixalos», insiste, después de apuntar que el abogado tampoco le devuelve las llamadas ni responde a sus mensajes. «Van facer dous anos e agora hai que tomar medidas», anuncia.

Apenas un mes después, el 30 de septiembre a las ocho de la mañana, Abet cometía el triple crimen en esa vivienda en poco más de diez minutos, ante la presencia de los dos pequeños. A las 8.20 horas arrancó el motor y emprendió la huida. De camino se deshizo del revólver con el que había perpetrado la matanza. Hay 25 kilómetros hasta su escondite, la casa de sus padres, en Ames. Menos de 30 minutos. La misma en la que residía con su madre (su padre había fallecido meses antes) tras poner fin a la convivencia con su exmujer en Valga.

Lo siguiente fue delatarse, levantar el teléfono y llamar a la Guardia Civil. Eran entonces alrededor de las 8.50 de la mañana. Así, la detención se consumó una hora después del triple crimen. A mediados de septiembre llegó, con una aparente absoluta tranquilidad y escoltado por agentes de la Guardia Civil, al juzgado de Caldas de Rei tras cumplir un año en el penal de León sabiéndose cada día más cerca de protagonizar una condena de prisión permanente revisable.

Audios a un amigo: «Están as tres para enterrar»

El mismo programa de televisión difundió este lunes un audio, grabado por él en su móvil, horas después de cometer el crimen. «Xa as matei, están as tres para enterrar», dice entre risas. El audio iba destinado a un amigo de Abet, al que confiesa haber asesinado a las tres mujeres: «Xa non volvo máis, pero esta xente saqueina de diante». Luego pide disculpas al destinatario del mensaje por las molestias que le ocasionará su relación con él. «Eu síntoo moito pero tiña que ser. Pídoche perdón por se van poñer algo malo de ti, pero a esta xente había que sacala de diante».

Continúa el audio asumiendo la gravedad del crimen que acaba de realizar. «A partir de hoxe vou directo á cadea e non vou saír máis. Canseime de que me pitorrearan», sentencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El asesino de Valga, días antes del crimen: «Van xa dous anos e agora hai que tomar medidas»