Valga Viva acusa a un técnico y una edil de prorrogar el contrato a sus respectivas hijas

Asegura que ambos estuvieron presentes en la junta de gobierno en la que se aprobó la medida


valga / redacción

El concejal de Valga Pode, Manuel Castiñeiras, acusó ayer al aparejador municipal y a la concejala de Educación de participar en una junta de gobierno donde se le prorrogó el contrato a sus respectivas hijas. «Parece que se no es familiar da xente que está na casa do Concello, en Valga non tes posibilidades de traballar para o pobo», lamenta.

Castiñeiras considera que «é moi grave que estiveran a nai dunha e o pai da outra das bolseiras ás cales se lle renovou o contrato». Y es que asegura que «podían presionar no sentido do voto ao resto de membros da Xunta de Goberno». Afirma que el secretario debería haber informado previamente a la concejala del conflicto de intereses por votar a favor en esa resolución y pedido al aparejador que abandonara la sala, «e facer constancia do mesmo na acta da sesión», sostiene.

El edil de Valga Viva reconoce que los hijos de los políticos tienen derecho a trabajar en el Concello y no duda de que estén capacitados para eso, pero «non é nin legal nin ético que os seus proxenitores participen no proceso de contratación». Por eso considera que «isto é unha tomadura de pelo para o resto da veciñanza, que tamén ten que ter oportunidades».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Valga Viva acusa a un técnico y una edil de prorrogar el contrato a sus respectivas hijas