La tradición belenística reclama su sitio

Vilanova y A Illa suman nacimientos singulares al de Valga, que ya experimenta su tradicional aluvión de visitantes


El nieto de José Losada, de diez años de edad, no sabía lo que era un belén y su abuelo se ha propuesto ponerle remedio. Él junto a Milucho, Eli, Alfonso, Eduardo y José se pusieron manos a la obra y han constituido la asociación Amigos do Belén de Vilanova de Arousa, que ayer se presentó al público. Su nacimiento se puede visitar en la iglesia de A Pastoriza y constituye el primer asalto de un objetivo ambicioso. «Queremos ter en cinco anos o nacemento de referencia da comarca. Se o Concello e o cura colaboran, que entendo que si, e o pobo poia, cada ano irá en aumento», indicó Losada. Para ello, la asociación invita a los vecinos a colaborar cediendo figuras y han abierto una colecta, también mediante cuenta bancaria, para recaudar donativos que permitan comprar nuevas piezas y materiales.

Su intención es que no se pierda una tradición que lucha contra la cultura anglosajona, en la que priman el árbol y adornos luminosos por encima de la Virgen María y San José. «Queremos que en Vilanova, os rapaces volvan coñecer o que é o belén». Y el alcalde, Gonzalo Durán, está más que encantado, según apuntó ayer.

A la espera de ver la evolución que tiene esta iniciativa, de momento, el belén más famoso de la comarca sigue siendo el de Campaña, que en su primera semana de puertas abiertas recibió a once mil personas y que ha logrado situar a Valga en la agenda de los medios de comunicación de toda España. Pero la tradición belenística no solo se alimenta de titulares. La estampa del Niño Jesús en el pesebre se repite en miles de hogares, donde estos días rescatan las figuras de los pastores, el castillo de Herodes y el río de plata para adornar los salones.

No falta quien, sin salir de casa, lo hace a lo grande. Es el caso del isleño Adonis Ríos, quien siguiendo la estela de su padre, cada Navidad monta un belén espectacular, que este año alcanza los catorce metros cuadrados y cuenta con un burro y un molino que se mueven, entre otras virguerías. El que se cae de la lista estas fiestas es el belén de la capilla del asilo de Cambados.

En Valga continúa el aluvión de gente. El Belén artesanal de Campaña vive su segundo fin de semana y como las visitas sigan el ritmo actual va a tener que colgar el cartel de lleno. Es la atracción de las Navidades, no solo en el municipio. A Valga acuden personas llegadas de toda Galicia, incluso en excursiones organizadas para la ocasión. El abrazo de Sánchez e Iglesias triunfa, también, en el belén.

En Valga continúa el aluvión de gente. El Belén artesanal de Campaña vive su segundo fin de semana y como las visitas sigan el ritmo actual va a tener que colgar el cartel de lleno. Es la atracción de las Navidades, no solo en el municipio. A Valga acuden personas llegadas de toda Galicia, incluso en excursiones organizadas para la ocasión. El abrazo de Sánchez e Iglesias triunfa, también, en el belén.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La tradición belenística reclama su sitio