El número de la solidaridad: 20.495 euros recaudados para los hijos de la mujer asesinada en Valga

Los compañeros de trabajo de Sandra Boquete han reunido unos fondos que se destinarán a la educación de los pequeños


Valga

A Sandra Boquete, sus compañeros la echan de menos. «Cuando toca hacer algo de lo que solía encargarse de ella, es inevitable recordarla», explica Ana Parada, portavoz de los trabajadores de STAC. El asesinato de Sandra, de su hermana y de su madre, a manos de su exmarido es una herida que tardará en curar, y eso que «la vida sigue, y va muy rápido, y al final todos acabamos enredados en nuestras cosas». Pero ni siquiera esa normalidad de lo cotidiano que lucha por imponerse logra hacer olvidar la tragedia y, sobre todo, a las víctimas de la misma. Especialmente a los dos niños que perdieron a su madre, su tía y su abuela aquel funesto día de septiembre.

;
Carlos Sanjurjo, el vecino que recogió a los niños de Valga Testimonio del vecino que ayudó a los niños

Poco después del siniestro asesinato, los trabajadores de STAC decidieron poner en marcha una recogida de fondos destinada a los dos pequeños. Un gesto de buena voluntad: saben que el dinero no va a arreglar nada, pero quizás evite a la familia pequeños quebraderos de cabeza. El dinero ha sido depositado en un fondo y los rapaces recibirán cada año una parte para la adquisición de material escolar y todo lo necesario para empezar el curso. «Se repartirá a partes iguales entre ambos niños como una renta anual asegurada pagadera en septiembre, con el fin de ayudar a sus tutores legales a afrontar los gastos de escolarización, hasta su mayoría de edad».

Ana Parada reconoce que le hubiese gustado que la cantidad, que finalmente ha sido de 20.495 euros, fuese mayor. Todo parece poco dada la magnitud de la tragedia vivida en Valga. En todo caso, el gesto de los trabajadores de STAC resulta conmovedor. Un bálsamo reconfortante en un contexto de inmenso dolor. «En esta campaña hemos participado los compañeros, pero también algunos clientes y proveedores de STAC», dicen quienes han impulsado la recogida. 

La reconstrucción del crimen de Valga: 60 minutos desde los asesinatos hasta la detención

S. González

José Luis Abet disparó a bocajarro a su exmujer delante de sus hijos, y luego acabó la vida de su exsuegra y su excuñada

Un triple crimen y dos niños, de 4 y 7 años, como únicos testigos. Salían ambos este lunes a las 8.00 horas de la casa familiar en la aldea de Carracido, en Valga, Pontevedra. Iban a la escuela con su madre, Sandra Boquete Jamardo, de 39 años. Afuera, esperándolos escondido en su coche, estaba Jose Luis Abet Lafuente de 41. Padre de los niños y exmarido de Sandra (se divorciaron en el año 2018), con un arma para la que carecía de permiso, dispuesto a disparar las veces que hiciese falta. Y al final fueron al menos tres tiros con un fatídico desenlace.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

El número de la solidaridad: 20.495 euros recaudados para los hijos de la mujer asesinada en Valga