Resbalones en Vilagarcía y kilos de sal en las carreteras para evitar accidentes


vilagarcía / la voz

Los servicios de emergencias de buena parte de la comarca de O Salnés dedicaron la mañana de ayer a echar sal en calles y carreteras, a fin de eliminar las placas de hielo que se habían formado durante la noche. En Vilagarcía la actividad fue intensa. Según informa el servicio municipal de Emerxencias, a primera hora se extendió sal en la zona de Vista Alegre y A Xunqueira, donde varios peatones se habían resbalado y caído. Una vez en marcha, siguieron con el servicio en los lugares en los que la experiencia indica que suele haber problemas de formación de placas de hielo. Las pasarelas y puentes sobre el río de O Con, las aceras de Rodrigo de Mendoza y un tramo de la calle San Roque, en las inmediaciones de la capilla, fueron sus primeras paradas. También extendieron sal en el paso de peatones de O Cavadelo. Y en Castroagudín.

Vilagarcía no fue el único lugar en el que los servicios de emergencias tuvieron que emplear sal para luchar contra los efectos del frío. En Valga, efectivos del GES realizaron varios recorridos por diversas pistas de Valga, echando sal en muchas de ellas. En total, utilizaron unos doce sacos de unos 25 kilos cada uno.

También en O Grove fue necesario utilizar sal en algunos puntos de Campos y Estonllo, al detectarse la presencia de hielo en la calzada. «Varios conductores chamaron informando de que resbalaban os coches e por iso actuamos; non é algo que fagamos con frecuencia», explican desde la base del grupo municipal de emergencias.

Pero el frío también provoca otro tipo de incidentes, como el que se registró el jueves por la noche en O Rial. Los propietarios de una vivienda decidieron encender la chimenea, pero al no estar esta limpia en su interior, comenzó a arder.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Resbalones en Vilagarcía y kilos de sal en las carreteras para evitar accidentes