El director deportivo del Juventud Cambados denuncia que un padre lo agredió en la calle

Pablo Penedo Vázquez
pablo penedo VILAGARCÍA / LA VOZ

RIBADUMIA

El club le acababa de dar la baja a su hijo tras dos meses pidiéndola el progenitor en tono amenazante

13 jun 2022 . Actualizado a las 21:32 h.

Sucedió dos viernes atrás. Daniel González Somoza, Fol, director deportivo y coordinador entre sus múltiples cargos en la directiva y organigrama del Club Juventud Cambados, transitaba por la calle acompañado de otro directivo tras completar su jornada laboral en Barrantes, Ribadumia. En su camino se topó con el padre de uno de los chavales que, hasta hacía cuestión de días, había formado parte de la plantilla del equipo de Liga Galega Infantil de la entidad arousana, causando baja tras dos meses exigiéndola su progenitor, dicen desde el club, en tono amenazante. Entonces, Fol escuchó: «‘Xa che dixen que che ía dar unha tunda’», y con esas, «deume un puñetazo tirándome ao chan. A persoa que estaba comigo separouno, tranquilizouno e foise», recuerda el directivo. Al día siguiente, con el correspondiente parte de lesiones —«tiven a mandíbula un pouco inchada uns días», cuenta—, Fol denunció la presunta agresión relatada en el cuartel local de la Guardia Civil. La intención del C.J. Cambados es respaldar la acción con una segunda denuncia, a nombre del club, una vez se complete el proceso recién abierto de elección de nuevo presidente y el elegido cuente con la necesaria firma autorizada para personar a la sociedad deportiva en el caso. 

Fol explica los antecedentes del suceso: «O fillo deste señor xa hai dous meses que deixara de adestrar connosco. O seu pai chamáranos por teléfono con malas formas ao presidente en funcións do club e máis a min para pedir a baixa do rapaz. Nós explicámoslle que non podiamos darlla ata que rematara a temporada porque no equipo de Liga Galega Infantil só tiñamos 16 fichas cubertas e con 15 arriscabámonos a que a Federación nos puidera sancionar». No contento con las explicaciones, el hombre acudió en varias ocasiones al campo de entrenamiento del Juventud Cambados, en el complejo deportivo de O Pombal. En una ocasión, con la directiva hablando con él durante una hora. «Tentamos calmalo estes meses», señala el denunciante de la presunta agresión, aún teniendo que escuchar de su boca frases como que «‘Un día vou rebentar todo’».

El director deportivo afirma que «sabía que nalgún momento isto podía pasar. Hai pais lamentables». En este caso concreto, su hijo vivía su cuarta temporada en las filas del Juventud. Las tres anteriores, señala Fol: «As cousas ían deportivamente ben. Pero cando van mal, coma este ano, no que tiñamos un equipo frouxo para a Liga Galega Infantil, este tipo de persoas non saben encaixalo [...] Hai xente que son energúmenos. Este home levaba toda a temporada con malos modos, insultando os rapaces, que se non tiñan nivel para xogar co seu fillo...». Y, expone Fol, el Juventud Cambados es un club que apuesta por formar a chavales de la localidad: «Nós non buscamos rapaces doutros lados. O infantil este ano descendeu. Son infantís, non lle damos máis importancia. Só queremos que tenten competir» sin presiones.

«A Federación alimenta isto»

El denunciante de la agresión lo tiene claro: «A Federación debe tomar medidas. Cada vez hai máis tráfico de rapaces. Usan os rapaces como mercadorías entre os clubs. E a Federación alimenta isto». Y lo argumenta con un ejemplo: «A vindeira temporada vaise crear unha División Honra Infantil. Por que das pé a que os clubs grandes saquen a nenos cada vez máis novos da súa contorna?» cuando deberían estar formándose, dice, con sus amigos. Una dinámica que, alerta, degrada cada vez más la relación de padres de jugadores de la cantera que creen tener una estrella en casa con sus entrenadores.

Fol dimite y Jesús Fontán está dispuesto a presidir la directiva si se suman más socios

El Club Juventud Cambados celebró a última hora de la tarde del viernes una asamblea extraordinaria en Exposalnés. La razón, la necesidad de iniciar el proceso de elección de un nuevo presidente a falta de un último año del mandato en vigor, toda vez que Jesús González hubo de dejar el cargo el pasado mes de diciembre por cuestiones de salud, ejerciendo provisionalmente desde entonces su vicepresidente, Jesús Fontán, las funciones de primer directivo.

La asamblea, a la que asistieron unos 50 de los 300 socios con los que hoy cuenta del Juventud, sirvió también para la dimisión de Fol. Un paso que, afirma, tenía decidido antes ya de la agresión que habría sufrido a manos del padre de un ex jugador de la base y denunciada ante la Guardia Civil. Y ello porque, cuenta, esta temporada que finaliza hubo de ejercer las labores de director deportivo del club, coordinador de todo el fútbol 11, incluida la sección femenina, y funciones de secretario, tesorero y vicepresidente de la directiva. Y eso, con un trabajo al que debe dedicarse para poder comer, acaba siendo insostenible.

Fol está dispuesto a seguir como director deportivo del primer equipo y técnico de la base. Y Fontán, a presidir el club 4 años si el 20 de junio, día de la próxima asamblea, se suman más socios a una directiva hoy de cuatro personas.