Los contagios en las residencias de mayores de Arousa se elevan a 44

Cuatro usuarios y dos trabajadores más se han contagiado en el centro de Ribadumia


pontevedra / la voz

La primera ola del coronavirus pasó frente a las puertas de las residencias de mayores de O Salnés sin detenerse, más allá de algún susto. Este segundo ramalazo de la pandemia no está siendo tan generoso. El número de contagios en los centros de Ribadumia, Cambados y Vilagarcía asciende ya a 44, después de que ayer se confirmase que dos trabajadores y cuatro usuarios más de las instalaciones que gestiona Domus Vi en el municipio ribadumiense se han infectado.

Es esta residencia la que acumula una mayor incidencia del covid-19. Con los últimos datos oficiales, 24 residentes y ocho miembros de su plantilla han dado positivo en las pruebas PCR. De acuerdo con el Servizo Galego de Saúde, los pacientes de Ribadumia no presentan síntomas, pero no obstante varios de ellos han sido trasladados al hospital de Povisa y a otro centro de Vigo. Una práctica que se ha repetido en Cambados. En la residencia que tutela la orden de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados se han detectado seis casos activos, aunque asintomáticos, entre sus usuarios. Dos de ellos han sido reubicados en las instalaciones de Vigo. Mientras, cinco de las ocho religiosas que los atienden también han contraído el coronavirus. Por último, un miembro de los servicios de la residencia Divina Pastora, en Vilagarcía, está contagiado.

La tensión se palpa, particularmente en Ribadumia, donde ha entrado de lleno en el ámbito político. Lo hizo a través del alcalde, David Castro, quien acusó a la familia de la mujer de 85 años que permaneció 48 horas ilocalizable tras ser trasladada desde la residencia de «tentar facer política» y faltar a la verdad cuando denunció que desconocía el paradero de la octogenaria. Ayer, tanto el PSOE como Somos Ribadumia arremetieron con dureza contra el regidor. Los socialistas explican que su intención, en este asunto, se limitó a tratar de ayudar a los familiares de la residente. Las declaraciones de Castro les parecen «inadmisibles», lo acusan de ni haberse preocupado por lo ocurrido y le exigen que se retracte o demuestre que sus hijos han mentido. La misma indignación cunde en las filas de Somos. La formación no comprende que, si Castro tenía alguna información, «non chamase a esta familia para explicarllo». En cambio, «a rolda de prensa que artellou para atacar á familia» les parece «o máis miserable que se viu en anos neste concello». La preocupación por la situación de usuarios y trabajadores crece entre unos y otros.

Los casos se multiplican por cuatro en O Grove

Las cosas no pintan bien en el conjunto de O Salnés. Vilagarcía, que el viernes respiraba un tanto al comprobar que el número de contagios había descendido en seis personas, se despertó ayer con la mala noticia de que en 24 horas había recuperado esos 77 casos activos de la víspera. El alcalde de O Grove, José Cacabelos, se mostró también extremadamente preocupado. No es para menos. Desde el lunes, la cifra de infecciones en su municipio ha pasado de apenas seis a 25, multiplicándose por cuatro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los contagios en las residencias de mayores de Arousa se elevan a 44