Los desvíos de la Autovía do Salnés afectarán a 19.000 vehículos diarios


Arousa / La voz

Las obras de renovación del firme de la Autovía do Salnés trastocarán el fluir habitual del tráfico. Los trabajos se iniciarán el lunes con reparaciones de grietas y la corrección del peralte de una curva -que obligarán a utilizar carriles alternos-, pero el grueso de la intervención se desarrollará a partir del 16 de septiembre y se prolongará unas cinco semanas.

El asfaltado de la autovía obliga a la Xunta a buscar recorridos alternativos, ya que la nueva rodadura se extenderá entre los enlaces de Curro y Ribadumia, y exigirá el corte al tráfico de un tramo de unos diez kilómetros. Según los datos que maneja la Administración autonómica en materia de intensidad de la circulación, esta situación afectará a un promedio de 19.000 desplazamientos cada día.

Los vehículos que circulen hacia Sanxenxo tendrán que abandonar la autovía al poco de incorporarse a ella, en el nudo de Curro. Deberán embocar la carretera PO-300, que comunica Mosteiro con Cambados, para abandonarla en el punto en el que esta se cruza con la EP-9305, que conduce hacia la rotonda de Os Castaños, a través de Barrantes. Una vez allí, solo restará un pequeño tramo de la Vía do Salnés para retornar a la vía de alta capacidad. El recorrido es el mismo para quienes conduzcan en dirección norte, aunque, lógicamente, en sentido inverso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los desvíos de la Autovía do Salnés afectarán a 19.000 vehículos diarios