«Pódese tentar. Pero hai que ir paso a paso»

La canoísta del Náutico O Muíño de Ribadumia, María Pérez, fija su mira en el C-2 500 como llave de acceso a Tokio


Recién retornada a la concentración del equipo nacional de canoa femenina de Sevilla tras la Navidad, la palista del Náutico O Muíño de Ribadumia María Pérez entra en una nueva fase de puesta a punto de cara al próximo inicio de la temporada. Y antes, para el control interno que el responsable técnico del grupo de tecnificación, el rumano Marcel Glavan, tiene previsto a finales del presente mes entre sus siete integrantes. Un test que el entrenador empleará para combinar los barcos de equipo que con la elástica de la selección española aspirarán a hacerse con la plaza del olímpico C-2 500 en el selectivo para los Juegos Europeos y las Copas del Mundo de Sprint. Estas últimas, posible llave de acceso directo al Mundial Absoluto preolímpico en función de la calidad de los resultados de las embarcaciones hispanas.

«Estou coa idea de pelexar o C-2 500», dice María Pérez, que el año pasado finalizó octava en dicho barco en el Europeo Juvenil. ¿Se ve luchando por una plaza en los Juegos Olímpicos de Tokio? La arousana contesta, «pódese tentar. Pero hai que ir paso a paso. Que vaia saíndo. As rivais están fortes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Pódese tentar. Pero hai que ir paso a paso»