La Xunta saca a subasta la nave de Conservas Peña por 2,5 millones

También se pone en venta, por 800.000 euros la planta de Alfageme en Ribadumia


vilagarcía / la voz

La guerra que los trabajadores han iniciado contra el cierre de Alcoa hace que, en O Salnés, recordemos tantas y tantas batallas libradas en los últimos años en la comarca para evitar la caída de algunas de las empresas que estructuraban nuestra economía. Fue el caso de Alfageme, un grupo conservero que pasó, en muy poco tiempo, del Olimpo al infierno. Tras seis años de lucha contra una gestión deficiente que no hacía más que agudizar los problemas de la empresa, a las trabajadoras de Vilagarcía y Ribadumia -la historia de la factoría de O Grove había terminado antes- no les quedó más remedio que asumir la derrota. Y mientras ellas reconstruían sus vidas, las naves en las que hasta entonces habían trabajado pasaban a manos del Igape e iniciaban su reconversión en ruinas. Parece que la Xunta ha decidido cambiar esa situación. El DOG publicaba ayer un anuncio del Igape en el que anunciaba la salida a subasta pública de seis inmuebles de su propiedad. Entre ellos, las dos naves que Alfageme poseía en Vilaxoán y Ribadumia.

Tres millones y medio

Por ambas instalaciones pide el Instituto Galego de Promoción Económica cerca de tres millones y medio de euros. Claro que el grueso de ese dinero se reclama por las instalaciones vilaxoanesas. Un recinto en el que hay construidas dos naves y otras edificaciones aledañas. Están ubicadas en suelo urbano consolidado, con uso industrial. Son, en total, 13.219 metros cuadrados en los que, a estas alturas, la maleza campa a sus anchas. Ha tenido tiempo para adueñarse de unas instalaciones en las que suelen colarse los intrusos por algunos de los rotos que se aprecian en la verja que la rodea.

Arruinada, también, está la vieja factoría de Alfageme en Ribadumia. Por esta propiedad se pide una cantidad más modesta: menos de un millón. Concretamente, 807.000 euros por una parcela de 8.609 metros ubicados junto a la desembocadura del río Umia. En los años de batalla por la supervivencia de los puestos de trabajo, mucho se habló del espacio que ocupan esas instalaciones.

Ubicada en suelo rústico común y de protección de espacios naturales, afectada por la Rede Natura 2000, y por el Plan del Litoral, la planta no tenía demasiado margen para el crecimiento.

Estas dos factorías, o más bien las ruinas en las que se han convertido, saldrán a subasta junto a otras cuatro propiedades que el Igape tiene en sus manos. Son viejas fábricas ubicadas en varios puntos del territorio gallego. Todas vacías, desangeladas como todos los edificios que llevan años sin albergar la actividad para la que fueron diseñados, ni ninguna otra. La intención del Igape es devolverlas al mercado para que los empresarios interesados puedan insuflarles, de nuevo, la vida que nunca debieron perder.

Hasta el 26 de noviembre

Según el anuncio que ayer publicaba el Diario Oficial de Galicia, el día 26 de noviembre finalizará el plazo para presentar ofertas por todos esos edificios. Y tan solo cuatro jornadas después se abrirán dichas ofertas. Tal vez en alguno de los sobres que entonces se pongan sobre la mesa se encuentre alguna propuesta de futuro para las dos naves que la familia Lago no fue capaz de mantener pese a las cuantiosas ayudas recibidas de las administraciones públicas durante años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Xunta saca a subasta la nave de Conservas Peña por 2,5 millones