Desde Rusia con amor... por la gastronomía

Los rusos han probado ya el pulpo de A Illa, el pan de Ribadumia y hoy acuden a la Festa da Cebola

.

cambados / la voz

No, Sean Connery no aparece. Sería un lujo asiático teniendo en cuenta que el actor escocés lleva años retirado de las pantallas, pero O Salnés sí va a tener el lujo, y asiático, de darse a conocer para todo el mundo a través del canal My Planet. Una de las cadenas de televisión más populares de Rusia está esta semana grabando Delicious Planet en la comarca, un capítulo que se emitirá a través de este canal internacional para Rusia, países Bálticos, Bielorrusia, Ucrania, Georgia, Kazajistán, Armenia y Kirguistán. Su audiencia se estima en 75 millones de espectadores

En el programa se muestran las vivencias de su presentador Anton Zaytsev, que viaja por todo el mundo en busca de recetas tradicionales. El domingo estuvo comiendo pulpo en A Illa de Arousa y ayer vio como se elaboraba el pan en los molinos de agua de Ribadumia. Moncho y el plantel del grupo de teatro Alecrín mostraron ante las cámaras cómo se «debulla o millo», se muele el grano, se amasa y se cuece el pan. Y aunque recién salido del horno es un manjar, ya se sabe que no solo de pan vive el hombre, y menos en Delicious Planet, de modo que Anton y su equipo tienen todavía un largo menú por delante.

De la fiesta de A Illa, donde descubrieron qué es eso del pulpo á feira, y de visitar ayer el restaurante Ribadomar en Cambados, hoy acudirán a la Festa da Cebola de Sanxenxo y mañana comprobarán que, además de cocina tradicional, Galicia también está en la vanguardia y presume de estrellas Michelin con establecimientos como el Culler de Pau de Javi Olleros. Allí, en O Grove, ofrecerán una rueda de prensa, pero ayer, en un descanso del rodaje en Ribadumia, ya nos avanzaron sus primeras sensaciones en Galicia.

Por el gusto, y nada más empezar, ya se han enamorado de esta tierra. Anton destaca la calidad y abundancia de su gastronomía. Están comiendo rico y mucho, lo que le da pie a bromear con que va a acabar la semana subiendo de peso y teniendo que aumentar la talla de la camisa. O Salnés también los está atrapando por al vista. Cuenta Alexander, el técnico de sonido, que la ría de Arousa le recuerda a los fiordos noruegos, y su naturaleza, a Crimea. Y para la gente que se están encontrando, no tienen más que buenas palabras.

Por supuesto, les sonaba Santiago de Compostela, pero nunca habían oído hablar de Galicia ni habían la habían pisado. Esta semana de grabación tendrán oportunidad de descubrir, y descubrirle al mundo, que en España no todo es toros y olé, y que el norte también existe. El jueves se embarcarán para situar el objetivo en las bateas de mejillón y el viernes se pondrán las botas de goma para acompañar a las mariscadoras de Cambados a la hora de arañar la arena en busca de las preciadas almejas. Entre plato y plato, y faena y faena, buscarán tiempo para grabar paisajes de playas, viñedos y montes y tomar imágenes de la cultura del tapeo en la calle de las terrazas de Vilagarcía por excelencia: A Baldosa.

No abandonarán Galicia sin hacer la oportuna visita a Santiago, donde entrevistarán al gerente del Xacobeo y se meterán en la cocina de O Dazaseis.

El desembarco de My Planet en O Salnés no es casual. «Llevamos años detrás de ellos para que vengan a grabar», según apuntaban ayer desde la Mancomunidade do Salnés, que actúa de anfitriona durante todo el rodaje. Es un paso más en su estrategia de promoción turística que, en los últimos años, está dirigiéndose, también, a Rusia.

La mancomunidad ha realizado varias incursiones en el mercado ruso mediante la edición de material turístico en ese idioma y contactos con turoperadores de aquel país. Es un nicho de negocio muy interesante, porque es un turista con alto poder adquisitivo que cada vez se anima más a dejar el sol de Marbella en favor del turismo cultural. Por de pronto, cada año son más los peregrinos eslavos que eligen la Variante Espiritual de O Salnés para hacer el Camino de Santiago, y el año pasado, la Asociación Española de Cosacos del Volga incluso lo hizo con un icono de la virgen de cuarenta kilos a cuestas.

La mancomunidad confía en que la apuesta por Delicious Planet le salga tan bien como la que hizo el pasado noviembre con el Volando voy de Calleja. Colocar a O Salnés en la parrilla televisiva en hora de máxima audiencia le costó 12.900 euros. Fue el precio de obtener 1,6 millones de espectadores y veinte millones de visualizaciones en las redes sociales. Los alcaldes dan este dinero por bien empleado. Arousa se coló en miles de hogares.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

Desde Rusia con amor... por la gastronomía