La PO-300 entre Cambados y Ribadumia ganará en seguridad con una senda ciclista y peatonal

Las obras arrancan a la altura del polígono industrial

.

Cambados / la voz

La prometida senda para ciclistas y peatones en la PO-300, a la altura del polígono industrial de O Salnés, pronto empezará a cobrar forma. Después de meses de trámites, ayer se anunció el inicio de los trabajos de una obra que supondrá una notable mejora para la seguridad vial. La senda tendrá algo más de un kilómetro y transcurrirá por la margen derecha de la carretera autonómica, justo en la confluencia entre los concellos de Cambados y de Ribadumia.

La senda conectará con las aceras de Sameiro, lo cual permitirá completar el itinerario peatonal entre el polígono industrial y la parroquia de Vilariño. Tendrá tres metros de ancho y estará separada de la carretera por medio de una zona ajardinada de medio metro y bordes. La obra incluye un sistema de recogida de aguas y canalizaciones que permitirán instalar en el futuro las redes de telecomunicaciones y electricidad que sean necesarias. Los trabajos tienen un plazo de ocho meses, serán ejecutadas por la empresa Marconsa y no prevé que afecten al tráfico, ya que la senda no invade ningún tramo de calzada.

La actuación se inscribe en el Plan de Sendas de Galicia, que incluye varias intervenciones en la comarca de O Salnés. El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, aludió ayer a la de A Lanzada, en Sanxenxo, y a otras dos que están previstas en Vilanova, tanto en la PO-549, entre San Miguel y Corvillón, como la que se abrirá en el enlace al puente de A Illa. El objetivo del Plan de Sendas de Galicia es ganar espacios para los peatones y los ciclistas en carreteras que presentan una alta densidad de tráfico rodado. En el caso de la PO-300 en Ribadumia y Cambados, la vía no cruza ningún núcleo urbano pero, dada la cercanía del polígono industrial y el hecho de ser uno de los accesos al centro urbano cambadés, la convierten en una vía con un alto riesgo de accidentes.

Para presentar el proyecto e inicio de las obras se desplazó ayer al lugar una amplia comitiva de autoridades. El delegado territorial Cores Tourís estuvo flanqueado por el jefe provincial de la Axencia Galega de Infraestructura, Fausto Núñez, por los diputados provinciales del PP Luis Aragunde y Salomé Peña, y los alcaldes de Ribadumia y Cambados, David Castro y Víctor Caamaño, respectivamente, entre otros.

265.000 €

Coste de la obra

Se financia con cargo al Programa Operativo Feder Galicia. Adjudica, la Xunta.

1.100

Metros

Comprende la margen derecha de la carretera y ocupa terrenos de Cambados y Ribadumia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La PO-300 entre Cambados y Ribadumia ganará en seguridad con una senda ciclista y peatonal