Reliquias botánicas que tienen Quinteiro da Cruz como hogar

Cuatro árboles o conjuntos de ellos de Ribadumia aspiran a entrar en la lista de especies extraordinarias

;
Los cuatro espectaculares ejemplares de Quinteiro da Crúz. Bueno Los cuatro espectaculares ejemplares de Quinteiro da Crúz. Bueno

ribadumia / la voz

Es sobradamente conocida la belleza del jardín del pazo Quinteiro da Cruz, en Ribadumia, pero hay algo en él que va más allá del encanto que transmite: Posee árboles cuyas características podrían tildarse de «reliquias botánicas». Es así como la Xunta denomina a los ejemplares que logran hacerse un hueco en el catálogo de árboles senlleiras y al que pronto podrían sumarse cuatro de las maravillas que en el pazo pueden verse. Cuatro, para comenzar. «Se va a ir solicitado poco a poco la inclusión de diferentes ejemplares del jardín a esta lista. Para no empachar», explica, desde el pazo, Pedro Piñeiro.

De los candidatos, son los cuatro pinos manso los que primero llaman la atención. Por altura. Y por corpulencia. Piñeiro desgrana las medidas que los hacen merecedores de una distinción que busca proteger a los árboles que la lucen de posibles riesgos y amenazas, garantizando su conservación. «El más grande mide 32 metros de alto, tiene una circunferencia de cinco metros, un diámetro de 1,34 metros y una superficie de copa de 706,5 metros cuadrados», explica. Para ser más gráficos: se necesitan cuatro personas con los brazos abiertos para abrazarlo. Los otros tres árboles tampoco se quedan cortos. Miden, de media, 28 metros de largo. Los cuatro superan los trescientos años de vida.

Una regleta de boj de 35 metros lineales, con una altura de media de 8,26 metros y 38 centímetros de diámetro de tronco; un madroño de nueve metros de alto y del que salen tres ramas principales, y un camelio covina con un tronco que se ramifica en nueve troncos más completan su propuesta. Sin duda, unas especies singulares, que dan vida a un jardín que se postula como candidato a convertirse el próximo marzo en jardín de excelencia internacional. Pero, a Piñeiro no solo le preocupan las especies del pazo: invita a la gente a no perder el patrimonio botánico. Y, para ello, hay que protegerlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Reliquias botánicas que tienen Quinteiro da Cruz como hogar