Los bomberos del consorcio piden en la calle que se revise el contrato con Matinsa

Una moción sobre esa cuestión, debatida ayer en el pleno provincial, fue rechazada con los votos de PSOE y BNG

.

vilagarcía, pontevedra / la voz

Llevan tanto tiempo en huelga que ya ni se acuerdan de cuándo se iniciaron las movilizaciones. Lo que sí tienen claro los bomberos del consorcio provincial es el porqué de la batalla que están librando y que ayer cristalizó en las calles de Pontevedra. El personal -los bomberos que cubrían los servicios mínimos ayer por la mañana siguieron la protesta desde la distancia- se dio cita a las diez y media de la mañana en el Pazo da Cultura. Profesionales llegados desde Vilagarcía, Ribadumia, Bueu o Porriño iniciaban allí una protesta en la que estuvieron arropados por compañeros de otras provincias gallegas. Querían denunciar, una vez más, los incumplimientos en los que Matinsa, la empresa que gestiona los parques del consorcio, está incurriendo una y otra vez. La movilización había sido convocada a conciencia, a fin de hacerla coincidir con el debate, en el pleno de la Diputación provincial, de una moción encaminada a lograr que este organismo revisase el contrato con la empresa. Los bomberos, en concreto, reclamaban «unha auditoría para revisar o contrato coa compañía, á que acusan de numerosos incumprimentos».

¿Cuáles? Han hablado de ellos en numerosas ocasiones. Desde los bomberos denuncian «o desmantelamento das unidades específicas de mergullo, rescate en altura, defensa nuclear, radiolóxica, bacteriolóxica e química e adestramento de cans». Además, «a ausencia do material e dos equipos de protección individual necesarios; a falta de mantemento dos camións, o que fai que algúns deles leven tempo avariados; o incumprimento da formación anual; e a eliminación das bolsas de traballo para a cobertura de baixas».

Con esas quejas asomando en pancartas y consignas, la marcha de los bomberos llegó al filo del mediodía a las puertas de la Diputación de Pontevedra, donde se iba a debatir sobre la idoneidad de encargar una auditoría para revisar el contrato con la empresa. Esa propuesta, finalmente, iba a ser rechazada con los votos del PSOE y del BNG. En principio, la intención del bipartito es esperar al final de la concesión, en el año 2021, para rescatar este servicio.

Cuando los bomberos conocieron el sentido de la votación no ocultaron su profundo malestar. Ángel Moldes García, portavoz del colectivo de trabajadores, señaló que les parecía «vergoñento e unha falta de respecto de cara aos bombeiros». Moldes aseguró, también, que se estaba incumpliendo el pacto de gobierno.

La intención del bipartito es esperar al final de la concesión para rescatar el servicio

Votación
0 votos
Comentarios

Los bomberos del consorcio piden en la calle que se revise el contrato con Matinsa