La contaminación vuelve al río Umia a la espera de las obras de la Xunta

Sanidade detecta altos índices de sustancias fecales y recomienda que se evite el baño en la playa de Cabanelas


ribadumia / la voz

Se anuncia un fin de semana de verano, pero en el río Umia, mejor no bañarse. La Consellería de Sanidade ha detectado contaminación microbiológica en la playa de Cabanelas y ayer mismo, unas horas después de recibir la comunicación, el Concello de Ribadumia colocó un cartel en la zona advirtiendo de la recomendación de no bañarse en estas aguas. También se pusieron en contacto con el club Náutico O Muíño para ponerlos sobre aviso pues sus piragüistas son asiduos al río Umia, aunque hasta octubre no retomarán los entrenamientos.

Según el parte de la jefatura territorial de Sanidade en Pontevedra, en la recogida de muestras realizada el día 14 se detectaron índices de Escherichia coli e Enterecocos intestinales que superan el valor aceptable de contaminación microbiológica para zonas de baño.

Sobre el origen de esta contaminación nada se sabe de momento. En el Concello y en el club Náutico sospechan que pueda proceder de la depuradora de aguas residuales situada río abajo pues en las últimas semanas se han detectado malos olores en este tramo del cauce. La marea alta podría haber propiciado que los vertidos remontasen el río y eso explicaría que la contaminación llegara hasta Cabanelas.

En todo caso, esta teoría no pasa de ser una hipótesis pues no hay un informe técnico al respecto. Lo que sí constatan desde el club de piragüismo es que durante el verano hubo vertidos en el río, aunque esta vez no partieron del polémico bombeo situado en O Piorno.

El punto negro de O Piorno

Este punto se hizo famoso el pasado invierno debido a los recurrentes episodios contaminantes que sufrió el Umia en este tramo. La red de pluviales estaba saturada por las intensas lluvias y donde deberían rebosar solo aguas pluviales lo hicieron también salsas y otras sustancias procedentes de industrias de los polígonos de Ribadumia y Cambados.

El problema alcanzó tal calibre que la Mancomunidade do Salnés tuvo que llamar a las puertas de Augas de Galicia en busca de una solución. Y la solución se anunció, aunque seis meses después, nada se sabe al respecto.

En la mancomunidad siguen a la espera de ser convocados a una reunión en San Caetano para conocer la marcha de este proyecto que, en teoría, resolvería los problemas de vertidos en el curso bajo del Umia. Las medidas que propuso la Xunta pasan por construir una nueva tubería desde el aliviadero de O Piorno hasta la depuradora de aguas residuales que dotaría a la red de capacidad suficiente para canalizar todos los residuos a la EDAR, aunque el caudal crezca de forma notable en época de lluvias.

En todo caso, el problema de los vertidos no es solo atribuible a una infraestructura deficiente. Las empresas que vierten lo que no deben a la red general, sin someter sus residuos a un proceso previo de decantación y depuración, son las responsables de que las aguas que acaban en el río por saturación de la red no sean inocuas desde el punto de vista ambiental.

En tiempos de precipitaciones copiosas la red no da abasto y acaba expulsando por sus aliviaderos todo lo le llega, aguas fecales y residuos industriales incluidos.

Augas de Galicia se comprometió ante los responsables de la mancomunidad a ampliar la estación de bombeo de O Piorno y a instalar dos kilómetros de nueva tubería desde Oubiña hasta la depuradora que, en teoría, serían suficientes para saldar el problema. El coste de la obra se estimaba en 800.000 euros y se financiaría con fondos europeos.

En aquella reunión celebrada el 18 de mazo en Santiago, los concellos también se comprometieron a hacer los deberes mediante la reparación de los colectores de las redes municipales que sufren filtraciones, además de a inspeccionar las empresas que están conectadas a la red para vigilar que realizan el saneamiento de forma correcta.

Desde la mancomunidad afirman que esta parte del acuerdo está cumplida, pero falta el grueso del proyecto. Entre tanto, la salud del río Umia sigue siendo deficiente.

De la inversión de 800.000 euros para ampliar la red de saneamiento nada se ha vuelto a saber

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La contaminación vuelve al río Umia a la espera de las obras de la Xunta