Saltos interprovinciales para ir al súper, o a tu propio pueblo

«Teremos que ir ao centro polo monte», dicen con humor los vecinos de Fenteira y Grobas, dos aldeas de Pontecesures a las que se llega por una carretera que en varios momentos discurre por suelo coruñés

;
Cruza hasta cuatro veces de provincia en los 6 km que separan su aldea del centro de Pontecesures Eduardo Grobas cruza hasta cuatro veces de provincia en los 6 km que está su aldea del concello Pontecesures

vilagarcía / la voz

Tras largos días de encierro, ha llegado el momento de la desescalada. El proceso, ya lo ha anunciado el Gobierno, será lento: cuatro etapas. Durante las tres primeras, dice el plan trazado inicialmente desde Madrid, se limitarán los movimientos interprovinciales si no existe causa justificada para los mismos. El uso de las provincias como unidad de movilidad está sujeto a revisión después de que varias comunidades autónomas, entre ellas Galicia, hayan mostrado su disconformidad con ese criterio. Pero a la espera de que se tome una decisión definitiva, en localidades como Pontecesures fruncen el ceño mientras miran al puente que une esta villa con la vecina Padrón, en la provincia de A Coruña. «Non ten ningún sentido; está claro que hai que trazar a liña por algures, pero no noso caso, esa división xera situaciones ben extrañas», razona el primer edil, Vidal Seage.

A caballo ente Padrón y Cesures

Pone como ejemplo de ello a los vecinos de los lugares de Grobas y Fenteira. Viven a unos kilómetros del casco urbano. Para viajar hasta este, tienen que cambiar en varias ocasiones de provincia, ya que es terreno fronterizo y la división «fai zig zag». Así lo cuenta Eduardo, que vive en Fenteira y que tiene muchas fincas «que están unha parte en Pontevedra e outra na Coruña». «A Pontecesures temos que ir a facer a compra, para ir facer xestións... A todo. E temos que cruzar catro veces de provincia», relata. ¿Se aplicará el sentido común en este caso? Él tiene sus dudas. «Home, non vexo normal moitas das medidas que están tomando». Si el criterio provinial no cambia, dice Eduardo, a los vecinos no les quedará más remedio que «ir ao centro pola pista forestal, que é o único camiño que hai que non se mete na Coruña». Grobas y Fenteira no son los únicos núcleos cesureños que vivirían una situación extraña. Relata Vidal Seage que los vecinos de San Xulián, en Pontecesures, «non poderían ir a Cortiñas, que lles queda a cen metros, porque é Padrón». Por no hablar, en general, de todos los cesuereños, ya que la localidad vive volcada hacia el otro lado del río.

Cinco minutos de Isorna a Catoira; quince hasta Rianxo

Una situación similar afectaría a los vecinos de Isorna que viven cerca del puente interprovincial que une Rianxo y Catoira; de nuevo, A Coruña y Pontevedra. En este caso, son los rianxeiros los que peor parados salen, ya que «ir a Catoira lévanos cinco minutos, e trasladarnos a Rianxo, aínda que non é que estea lonxe, lévanos polo menos quince». Esa diferencia de tiempo ha hecho que, históricamente, los residentes al otro lado del puente hayan elegido las sucursales bancarias vikingas para sus ahorros y sus asuntos financieros, los supemercados para hacer sus compras, incluso las tiendas agrarias para adquirir el alimento de sus animales. Así lo relata José Ramón Miguéns, que cada día cruza el puente para trabajar en su carpintería de Catoira. «O traballo é causa xustificada, pero hai moita xente que non vai traballar, que vai simplemente a facer recados», argumenta.

¿Podrán hacerlo mientras dure la desescalada? El tiempo dirá si el Gobierno central acepta, o no, cambiar ese aspecto de su plan de vuelta a la «normalidad».

Moncloa no rectifica y fija las provincias como patrón para la desescalada

Sanitarios del centro de salud de Viveiro realizan la prueba del coronavirus a un hombre desde su coche
Sanitarios del centro de salud de Viveiro realizan la prueba del coronavirus a un hombre desde su coche

El Ejecutivo no parece dispuesto a modificar uno de sus elementos más polémicos

A pesar del aluvión de críticas que han llegado a Moncloa tras oficializarse la hoja de ruta para la desescalada, procedentes tanto de la oposición como de los aliados parlamentarios del Gobierno de Sánchez, e incluso de presidentes autonómicos socialistas, el Ejecutivo no parece dispuesto a modificar uno de sus elementos más polémicos: la elección de provincias e islas como medida territorial de actuación.

«La unidad de referencia es la provincia o la isla», incidió ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa que ofreció. Además de otros aspectos, como una mayor concreción sobre los plazos y las condiciones para la promoción de una fase a otra, las comunidades autónomas y varias fuerzas políticas reclaman que se tenga en cuenta las áreas sanitarias como patrón básico para la división del territorio.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Saltos interprovinciales para ir al súper, o a tu propio pueblo