Pontecesures y Valga apuestan por el Ulla como puerta para los turistas

Ambos concellos construirán pantalanes para barcos de pasaje


pontecesures / la voz

El río Ulla es protagonista. A él apuntan las miradas de los gobiernos locales de Valga y Pontecesures, que lo ven como una gran puerta de entrada a los turistas que buscan descubrir los encantos de una zona que recoge su nombre: el Baixo Ulla. Desde ambos municipios se busca ponérselo fácil a aquellas personas que apuesten por el barco como medio de transporte, al tiempo que buscan impulsar el incremento de visitas. ¿Cómo hacerlo?. Creando pantalanes exclusivos para los barcos de pasaje.

El alcalde de Pontecesures, Juan Manuel Vidal Seage, aprovechó la visita que el presidente de Portos de Galicia, José Juan Durán, realizó al municipio esta semana para comprobar la situación actual de la zona portuaria para solicitar la construcción de un tercer pantalán para barcos de pasaje.

«Es notorio el incremento de tráfico de pasajeros que suben por el Ulla y llegan hasta Pontecesures, por lo que el actual ejecutivo cesureño ve con buenos ojos la posibilidad de que este tipo de barcos fondeen en un pantalán de uso exclusivo y no tengan que usar el actual, que ofrece unas condiciones de seguridad menores», indica el alcalde.

Esta petición se produjo mientras Vidal Seage y José Juan Durán supervisaron la zona portuaria, en la que próximamente se iniciarán las obras con las que se pretenden mejorar las instalaciones y dotar de mayor funcionalidad este espacio para incrementar su potencial turístico y económico. Unas obras que desde el gobierno local esperan que se extiendan a los pantalanes destinados a las actividades del Club Náutico de Pontecesures y a las actividades pesqueras y de recreo y a la creación del tercero que se quiere dedicar exclusivamente a los barcos de pasaje.

Con el mismo fin, el gobierno local de Valga aprobó el proyecto para la creación de un embarcadero destinado a uso turístico en la zona de Campaña. Las obras, que ejecutará Portos de Galicia, cuentan con un presupuesto de 255.970 euros y consistirán en la instalación de un pantalán de 42 metros de largo con pavimento de madera y barandilla de acero inoxidable. Y, al final de la pasarela, se colocará una plataforma flotante de 24 metros de largo por tres de ancho. La zona elegida es en la que perviven las ruinas de un pequeño muelle en el que antiguamente se cargaban las embarcaciones con arcilla y piezas de cerámica fabricadas en la factoría Novo y Sierra. El proyecto recoge, así, la rehabilitación de aquella pequeña estructura portuaria.

Catoira, por su parte, tiene un pantalón en As Torres, donde atracan tantos los barcos turísticos como los vikingos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Pontecesures y Valga apuestan por el Ulla como puerta para los turistas