«É un peixe moi agradecido, co que poden facerse mil tipos de pratos»

El chef de Padrón es el pregonero de la edición número 23 de la Festa da Lamprea de Pontecesures


pontecesures / LA VOZ

José Antonio Rivera, más conocido por el nombre de sus restaurante en Padrón, Chef Rivera, es un gran defensor de la lamprea. No es de extrañar: lleva ya 42 años innovado con ella. Y, decimos innovar y no cocinar porque si hay algo que defiende Rivera es que la reina del Ulla «é un peixe moi agradecido, co que poden facerse mil tipos de pratos». Tras esta afirmación, le pedimos algunos ejemplos. Enumera los que presentó el año pasado en el Basque Culinary Center (o Universidad de Ciencias Gastronómicas) de San Sebastián: hamburguesa de lamprea, risotto, consomé y ensalada templada de lamprea y foie son algunos de los menús que llevó en su visita al prestigioso centro y que se encontraron con dos preguntas repetidas: ¿Dónde comprar la lamprea y dónde comer esas recetas que previamente degustaron?. La segunda respuesta se tornó complicada: «Non hai moitas opcións, é difícil encontrar restaurantes que aposten por máis formas que á bordelesa». Es algo que Rivera no entiende. «É como preparar a merluza sempre á allada», compara.

Habla de la lamprea como «un peixe maltrado». Y es precisamente esta escasez de ideas a la hora de cocinarlo lo que hace que lo vea así: «Non lle damos o valor que ten». Hace esta afirmación para destrozar mitos. «Segue sendo sinónimo de empacho, pero o que falla non é o bicho, senón a forma de preparalo». Para quien no tenga ideas, ya ofrece él unas cuantas: en otra visita a San Sebastián, en este caso el pasado octubre a la San Sebastián Gastronomika, presentó lamprea ahumada rellena de lacón y grelos. Ahí otra de las premisas que defiende: la desestacionalización de la reina del Ulla.

Habla de tres momentos para comer este pez. Si en temporada puede disfrutarse fresco, apuesta por tomarlo los siguientes dos o tres meses aprovechando las piezas congeladas. «Si se conxelan frescas non pasa nada, mantense perfectamente», asegura. Y, el resto del año, defiende las conservas. Una forma de consumo que espera que se potencie en Galicia: «En Francia, me constan, polo menos, tres conserveiras que o fan». Escuchada la defensa, no es de extrañar que el pregón de la Festa da Lamprea de Pontecesures se lo pidiesen él. Ni que terminase aceptando: sin duda, es la persona adecuada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

«É un peixe moi agradecido, co que poden facerse mil tipos de pratos»