O Salnés quiere ser camino jacobeo de ida y vuelta a Santiago

La Variante se consolida dentro de las rutas a Compostela

.

cambados / la voz

Pese a tener solo cinco años de vida, la Variante Espiritual del Camino Portugués a Santiago ya se ha hecho mayor. Los datos ofrecidos ayer por la Mancomunidade do Salnés así lo reflejan: en el 2017 realizaron esta ruta alrededor de cinco mil personas procedentes de cincuenta países, algunos desde las antípodas: Nueva Zelanda, Argentina, Canadá, Japón, Estados Unidos, India, China, Sudáfrica, Rusia… y, por supuesto, de toda Europa. Los responsables de la mancomunidad y el presidente de la Asociación del Camino Portugués destacaban ayer el gran logro que supone alcanzar estas cifras y la repercusión que tienen para la promoción turística de la comarca, por la que transcurre buena parte del itinerario de la variante. Pero no se conforman con esto.

El próximo reto es conseguir que los peregrinos que llegan a Santiago por el Camino del Norte o el Camino Francés opten por hacer el camino de regreso por O Salnés, bien sea a través de la Variante Espiritual, bien por la Ruta del Padre Sarmiento que bordea la costa. Dicen desde la mancomunidad que a la comarca le sobran atractivos, especialmente la Traslatio, que ofrece la posibilidad de navegar por la ría y el río Ulla siguiendo la ruta que, según la tradición, realizaron los restos del apóstol hacia Compostela. La mancomunidad ya se puso en contacto con el Concello de Pontecesures -donde atracan los barcos que remontan el Ulla y donde se sitúa uno de los albergues del Camino Portugués- para solicitarle su colaboración en este tema y ha recabado también el apoyo de la Dirección Xeral de Turismo. «A la gente que llega a Santiago hay que ofrecerle algo más, la idea es que se vengan a O Salnés», según indicó ayer el presidente de la mancomunidad, Gonzalo Durán. Tampoco están inventando nada. El presidente de la asociación del Camino Portugués, Tino Lores, apuntó que la tradición jacobea, hasta el siglo XIX, concebía el peregrinaje a Santiago como un camino de ida y vuelta, y eso trata de recuperar ahora la mancomunidad.

Desde O Salnés han sabido aprovechar su proximidad a Compostela a la hora de proyectarse al mundo, de otro modo sería impensable que llegasen a Meis o a Vilanova visitantes de países tan lejanos geográfica y culturalmente como Corea del Sur o Liberia, y si esto se está consiguiendo es gracias a la apuesta que se está haciendo por el turismo religioso y cultural.

Las nuevas tecnologías están actuando como un gran aliado. Según las estimaciones de la mancomunidad, solo por vía WhatsApp, medio millón de personas han sabido de la existencia de O Salnés y de su ruta jacobea en el último año, «y esto es simplemente el inicio», según apuntó el gerente, José Ramón García Guinarte. Un ejemplo de la proyección que está alcanzando esta ruta queda patente en las cifras que puso sobre la mesa el alcalde de Ribadumia, David Castro. En un municipio rural como el suyo, que muy pocos fuera de Galicia podrían situar en el mapa, el turismo internacional aumentó un 150 % el pasado año.

Otro factor a tener en cuenta, que apuntó el responsable de Turismo de la mancomunidad, Gonzalo Pita, es el de la desestacionalización. El turismo ligado al camino no solo redunda en un aumento en el número de visitantes, permite, también, avanzar en la tan ansiada desestacionalización, que garantiza un flujo de clientes a los hoteles y restaurantes durante todo el año. Una parte importante de las personas que hacen la ruta hacia Santiago se alojan en hoteles, casas rurales y viviendas particulares, aunque siguen siendo mayoría los que eligen los albergues de peregrinos. En el de Vilanova pernoctaron el pasado año 3.200 personas de las cerca de cinco mil que se calcula hicieron la variante.

5.000

Visitantes en el 2017

De esta cantidad, 3.200 pernoctaron en el albergue de Vilanova

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

O Salnés quiere ser camino jacobeo de ida y vuelta a Santiago