O Grove se prepara para el puente con una previsión de ocupación del 70%

leticia castro O GROVE / LA VOZ

O GROVE

Martina Miser

La hostelería encara además la recta final de las Xornadas do Centolo

01 dic 2023 . Actualizado a las 12:13 h.

La recta final de las Xornadas do Centolo promete ofrecer buenos números a la hostelería de O Grove, que se prepara para un puente festivo, el de la Constitución, de cinco días. Tras un mes de noviembre un tanto descafeinado y desigual en los establecimientos que permanecían abiertos tras la Festa do Marisco, las previsiones para los próximos días parecen bastante halagüeñas y se sitúan en estos momentos en torno al 70% de ocupación, aunque los datos finales dependerán, como siempre, de la metereología. En el Hotel Cons da Garda, las reservas alcanzaban estos días el 50%, una cifra que confían aumentar hasta el 70% con las llamadas de última hora: «preséntase bastante ben», comentaba ayer Beatriz Castro. «O tempo non creo que inflúa demasiado xa que serán estancias dunha noite ou dúas como moito», explicaba. Allí en Cons da Garda no abrieron durante el mes de noviembre, donde sí lo hicieron fue en el Hotel Maruxía, en el casco urbano. Confesaban desde la gerencia del establecimiento que los fines de semana registraron una buena ocupación gracias a la campaña del centollo. «Temos clientes habituais que veñen no verán que en novembro sempre escapan para vir comer centolo; e a pasada fin de semana enchemos grazas aos cofrades gastronómicos que cheagron de toda España» confesaban. Las reservas para el puente en sus instalaciones se sitúan también en el 50% de momento, «moitos veñen atraídos polas luces de Nadal de Vigo», apuntaban. Aún así parece que habrá un buen puñado de visitantes paseando por la península meca, puesto que hay hoteles que incluso rozan de media el 80%.

El interés es similar en restaurantes y taperías, que estos días se preparaban para la vuelta al tajo, porque diciembre, ya se sabe, es un mes de buena facturación. Muchos de ellos terminaban sus días de descanso, merecidos, tras una temporada estival agotadora, otros lo apostaron todo a la exaltación del crustáceo, y ya cuentan con reservas para la Constitución y la Inmaculada. Es el caso del restaurante Pan de Millo, «levamos quince anos facendo unha cena baile en honor ao centolo, e tivemos cheo todos os sábados», contaba la chef Lorena Otero. «A verdade é que traballamos ben todo o mes, e xa temos reservas para a próxima semana», explicaba. Con otro concepto totalmente distinto, desde la tapería Afuego, que estos días cerraba por descanso, señalaban que a pesar de no disponer de reservas ya habían recibido llamadas preguntando si estarían abiertos para el puente, lo que denota el interés para aprovechar la escapada disfrutando de los manjares que se cocinan en este rincón del Atlántico. Todo apunta a que habrá un repunte del turismo que mejorará los datos de 2022, ya que el pasado diciembre las previsiones se encontraban al comienzo del puente por debajo del 50%.