El local social de Reboredo comienza a funcionar ocho meses después de su inauguración

leticia castro O GROVE / LA VOZ

O GROVE

LETICIA CASTRO

El Concello anuncia que permanecerá abierto al público todas las tardes

23 nov 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

El local social de Reboredo ha abierto sus puertas a los vecinos y dispone de actividad en su interior desde este miércoles. La apertura llega tras ocho meses desde su inauguración en el mes de abril, y es posible gracias a un acuerdo de colaboración firmado entre el Concello do Grove y la asociación Mulleres Rurais A Lagoa de San Vicente y otras entidades especializadas en talleres dirigidos a personas de la tercera edad, cumpliendo así con el objetivo planteado para el inmueble desde un principio. Hay que recordar que los terrenos donde fueron construidas estas instalaciones fueron donados por una familia de la zona para que precisamente los mayores tuvieran un lugar donde reunirse, ocupar su tiempo de ocio y ser atendidos. Lo confirmaba ayer el alcalde, José Cacabelos, señalando que el edificio estará abierto todos los días, «polas tardes principalmente», explicando que la actividad en el inmueble arranca estos días con un taller de memoria, aunque cualquier usuario que lo desee encontrará las puertas abiertas para poder disfrutarlo igualmente. Desde el Concello confían en que este acuerdo con las Mulleres Rurais A Lagoa sirva como motor para trasladar al edificio buena parte de los talleres y actos que hasta el momento se realizaban en otros lugares, y que ello sirva de aliciente a los vecinos, que podrán anotarse en cualquiera de los cursos que se vayan ofertando.

Cacabelos subrayaba ayer que para el ejecutivo «é moi importante poder anunciar que xa está aberto ao público». De esta manera, las instalaciones que ya habían sido presentadas al término de la obra en marzo de 2022, vienen a complementar la oferta social existente en O Grove dirigida a los mayores. Ya en su día el propio local de As Baladas sirvió de sede al programa de Vellos Tempos que realiza una importante labor en el municipio, de hecho uno de los objetivos antes de adquirir el Colexio das Monxas era trasladar al nuevo local social parte de esa actividad cuya demanda va en aumento. «Esperamos ademais que as actividades que se desenvolvan axuden a preservar a memoria do rural a través de este proxecto que agora iniciamos», explicaba el regidor, agradeciendo la disposición al tejido asociativo de San Vicente.