La lluvia no pudo con San Martiño

l.c. O GROVE / LA VOZ

O GROVE

Leticia Castro

O Grove celebró con ganas y  bajo carpa la fiesta en honor a su patrón

12 nov 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

La lluvia no frenó en absoluto las ganas de fiesta que había en O Grove para honrar a su patrón, San Martiño, aunque deslució algunas de las actividades previstas, como el torneo de chave o el magosto, que igualmente registraron afluencia ayer a pesar de las inclemencias del tiempo. Ni siquiera haberle llevado los huevos a Santa Clara evitó esta vez que cayese el aguacero. Bajo la gran carpa instalada en la Praza do Corgo hubo actividad desde el jueves por la noche gracias a las actuaciones de Los satélites, A Banda do Sequío y Olympus el viernes, que atrajo a un buen número de vecinos que bailaron y disfrutaron hasta la madrugada. Ayer, tras la misa solemne y la procesión religiosa a la que acudieron varios miembros del gobierno y la corporación municipal, el director de la Escola de Música, Carlos Oubiña leyó el pregón de los festejos ante el público allí congregado, que disfrutó de unos sabrosos callos y carne ao caldeiro, como manda la tradición. La comisión no escatimó en detalles para estos festejos, una celebración que no deja de crecer y de la que cogieron el timón hace ahora dos años. Lástima que la lluvia no diera una tregua, para que los pequeños pudiesen «xogar cos trompos no camiño», como dice el refrán; ni siquiera las atracciones de feria pudieron lucirse, para lamento de las familias. Eso si, la recién estrenada banda de municipal de música, que ya ha hecho sus pinitos en alguna que otra ocasión, no faltó tampoco a los festejos patronales.

De la verbena de última noche se encargó la orquesta Finisterre, que ya puso ritmo a la sesión matutina y Kubo remató la fiesta encima del palco dejando buen sabor de boca a los asistentes, sobre todo a los fieles seguidores de las verbenas. Tres días de fiesta con multitud de actividad gracias a la organización de la comisión de fiestas, encabezada por Óscar Padín, y su esfuerzo para que todo saliese a la perfección.